Columna de Copano: "Año 13"

Por Nicolás Copano

Esta casa esta de fiesta. Publimetro cumple 13 años. Pienso en mis 13 años que justo coinciden. Pienso en la pubertad, en la explosión hormonal, en el colegio de hombres, en el icónico cierre de Mundo Mágico (el final de Chile en miniatura, quién lo diría) en el misterio de las mujeres y en el país que existía en el 2000. El inicio de este milenio. Y la primera alarma en mi vida del fin del mundo.

El Y2K sonaba en todos lados, hace poco lograba conectarme a Internet. El gobierno de Frei se terminaba y asumía Ricardo Lagos frente a la amenaza de Joaquín Lavín. La idea del cambio se empezaba a asomar. Nunca pensarían los autores de esa campaña, que 13 años más tarde los que no cambian son ellos. Y se siguen traicionando como acostumbran, es cosa de ver la interna RN-UDI. Parecían en aquel entonces más unidos que nunca.  

En esa época escuchaba radio y transportaba los cds al colegio. Discutíamos si el mejor disco de los 90 era “OK Computer” o “Nevermind”. El éxito que explotaba en las clases populares era el del sound. Y los hits que sonaban en la radio eran muy preadolescentes: Los Mox! eran tremendamente populares, con sus letras que en aquel entonces parecían prohibidas: su himno sobre los boys scouts decía la palabra “huevón” lo cual parecía en sí lo más transgresor sobre la Tierra.

Los computadores multimedia comenzaban a tomar su lugar, y los que estábamos más de avanzada, conectábamos a Internet nuestro PC con el plan vampiro. Ese año se estrenaron “Los Sims”: un simulador de vida que era un indicio que la nuestra se iba a volver virtual. El año 2000 salió el disco de lo mejor de Blur. Y para iniciar su tiempo, Coldplay sacaba “Parachutes”.

Y MTV aún era de videos. Era el inicio de mi época. Estaba pasando de niño a adolescente. Y el mundo era inseguro por supuesto, y comencé a usar poleras negras. Y descubrir lo que era la pena. Finalmente de eso se trata ser adolescente. Vendían la Rolling Stone de Buenos Aires en los quioscos. Y comenzaba la popularidad de Napster.

Por aquel entonces tambien conocí a mi amigo Jose Ignacio Stark, compañero entrañable en #DemasiadoTarde, programa que hacemos 13 años después. Es que finalmente los 13 son un momento interesante. Y este diario nacía hace 13 años.

Era un sueño para mí la idea hace 13 años de escribir en un diario como éste. Y no es cualquier diario: Publimetro es una suma de buenas personas, de talentos y de conversaciones divertidas. Es libertad. Para mí escribir aquí es una opción respetuosa, donde jamás me han censurado ni prohibido nada y lo agradezco. Es un buen día para tributar a los editores (y su eterna paciencia conmigo) y directivos de esta institución.

Me acuerdo del escándalo en medios de un “diario que se repartia en el Metro”. Y de los “no va a resultar”.

Hoy todos los diarios se parecen un poco a Publimetro. Así que estoy orgulloso de ser parte de esta gran familia. Pertenece a mi vida y a la de muchos chilenos. Y todos los días sé que el equipo se empeña en acompañarlos en todos lados.

Yo espero también acompañarlos en sus viajes, en ese momento online, cuando la señal se va o no está. Es lo que siempre pienso cuando me encuentro con el diario en los lugares más inesperados.

Feliz cumpleaños Publimetro 🙂

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo