Trabajadores y jóvenes marchan en el centro de Lima contra gobierno de Humala

Por EFE

Cientos de personas marchan hoy por el centro de Lima para protestar contra el Gobierno del presidente peruano, Ollanta Humala, que mañana cumple su segundo año en el Ejecutivo con la más baja popularidad en su gestión.

Cientos de sindicalistas convocados por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) se reunieron en la plaza Dos de Mayo para movilizarse por las calles del centro hasta el Parque Universitario.

A la convocatoria de los trabajadores se han unido diversos partidos políticos, como el Partido Aprista Peruano del expresidente Alan García, y movimientos sociales como el congregado por jóvenes bajo el nombre de #TomaLaCalle que protestaron contra el Congreso en los últimos días.

La principal demanda de los trabajadores es la derogatoria de la ley del servicio público, que pretende organizar la carrera en el aparato estatal, pero que los sindicatos aseguran que pretende despedir a los empleados y acabar con la estabilidad en ese sector.

Sin embargo, a esta demanda se han unido reclamos de distinto tenor como la lucha contra la corrupción y el reparto de cargos públicos entre los allegados del oficialismo y sus aliados políticos en el Congreso.

El presidente peruano cumplirá mañana su segundo año de Gobierno con 33 % de aprobación, la más baja de su gestión que concluye en 2016, y ofrecerá un informe anual al Congreso, en el día que se celebra la Independencia de Perú.

La Policía Nacional ha desplegado a 5.000 agentes fuertemente armados, con tanquetas antimotines y equipos para lanzar bombas lacrimógenas.

Ayer, Humala dijo que las fuerzas del orden actuarían para evitar las manifestaciones de violencia, ante la presunción de que la marcha está infiltrada por integrantes del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), formado por exintegrantes de la banda armada Sendero Luminoso.

Las calles adyacentes al Palacio de Gobierno y el Congreso han sido cerradas con rejas y rodeadas por un cordón policial para impedir el ingreso de los manifestantes a ambos edificios

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo