Columna de Vardoc: “Deadpool, Masacre”

Por Por Vardoc

Si bien nunca me han llamado la atención los juegos basados en personajes de comics, de hecho nunca jugué “Captain America: Super Soldier”, debo decir que “Deadpool: Masacre” me conquistó con su irreverencia.
Los creadores de tal pieza de humor ácido, gore y armas es la empresa High Moon Games, quienes no se entusiasmaron mucho por el apartado gráfico, de hecho el acabado escénico es muy básico y nada del otro mundo, sí destacaron por dar vida a uno de los ¿héroes? más odiados por los superhéroes, hablamos del personaje creado por Rob Liefeld y que da nombre a la entrega.
La narración del juego es 100% lúdica desde interactuar con el espectador o jugador hasta impresionarnos con las escenas menos pensadas, por lo que logra captar nuestro interés tras enfrentarnos contra enemigos épicos de la saga Marvel y sin tener que utilizar mucha inteligencia en el combate. A la vez, los cameos en la historia son imprescindibles enseñándonos y ligándonos con los otros superhéroes de Marvel, desde Lobezno hasta Spiderman.
La entrega nos ofrece de siete a ocho horas de acción y aventura en ocho capítulos distintos donde experimentaremos tiroteos, combates, puñetazos y escenas que en más de alguna ocasión nos descoloran, todo envuelto en un lindo listón de humor negro y macabro, con guiños sexuales y torpezas.
Por otra parte, si bien el título no destaca por su complejidad o ingenio, se contrasta con la diversión inmediata que nos entrega, aunque en muchas ocasiones puede volverse algo monótono, por lo que si buscas en Deadpool un juego serio, lineal y con sentido, créeme que te será imposible de disfrutar.
Aparte del modo historia, “Deadpool: Masacre” también nos ofrece una única función online o de competencia entre jugadores, que alarga un poco más la vida del juego si es que lo logramos ganar, y consiste en una reutilización de áreas de la campaña central con retos apartados y donde deberemos conseguir altas puntuaciones para anotarnos en un ranking online.
Cabe destacar que “Deadpool: Masacre” no tiene versiones dobladas, de hecho, Activision no quiso encargarse del doblaje original para que nuestro personaje no perdiera carisma, por ende el juego se encuentra sólo con subtítulos en castellano.
Por último, si bien el motor gráfico no es excelente y ni siquiera está al nivel de lo que es el juego, la producción está basada en todo lo que una serie de cómic contiene: viñetas, bocadillos, onomatopeyas, logrando toda una estética Marvel sin igual.
Si bien aún no he podido tener en mis manos esta entrega, de hecho aún sigo esperando que alguna oferta aparezca ya que lamentablemente en el campamento de verano dentro de Steam no fue incluido, “Deadpool: Masacre”, será mío, no hoy, ni mañana, pero en un futuro seré el superhéroe que siempre he querido ser: el “antihéroe”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo