Cuatro mil hogares han sido notificados por descargas ilegales de música

Por Andrea Sepúlveda / Publimetro Crónica

Unas cuatro mil notificaciones se han enviado a hogares donde se ha detectado la descarga ilegal de música.

Estas advertencias son parte de una campaña de propiedad intelectual de la Asociación de Productos Fonográficos de Chile (IFPI Chile) para evitar que se baje música de forma ilícita.

“Hoy en día es sólo una campaña de educación, no es el ánimo de judicializar a ningún usuario”, aclaró a Publimetro el gerente de IFPI, Richard Godoy.

La advertencia busca dar a conocer a los usuarios que bajar música por la que se debe pagar es un ilícito. “Muchas veces son los jóvenes que no tiene conocimiento del tema y que muchas veces creen que por estar en la web es libre”, explicó Godoy.

La iniciativa busca además recordar que al usar sistemas para bajar música como Ares o Bittorrent se permite un acceso fácil de terceros a la información que se encuentra en el computador.

Gracias a la modificación de la ley de propiedad intelectual, se puede hacer seguimiento a las direcciones particulares de IP y se pueden enviar las notificaciones a través de las empresas proveedoras del servicio.

El escenario en Chile

Francisco Vera de la ONG Derechos Digitales, aseguró que IFPI está en su derecho de notificar cuando ocurren estás situaciones, pero aclaró que, en la opinión de la ONG, las cifras que utilizan para realizar estas campañas son calculadas con metodologías cuestionables.

Según Vera, el número de descargas de música por Internet no es equivalente a una cantidad de discos que se dejan de vender. “Hay muchos estudios que dicen que quienes bajan música son los principales consumidores culturales”, agregó.

El director de proyectos de la ONG, criticó además que la fiscalización existan servicios de calidad pagados para escuchar música como Spotify.

Con respecto a la posibilidad de que las empresas tomen acciones legales contra quienes infringen la Ley de Propiedad Intelectual, Vera aseguró que no se persigue a los usuarios por este tipo de situaciones y que además es muy difícil de probar, ya que puede que al descargar una obra no se esté cometiendo un ilícito.

Vera también cuestionó que la fiscalización de las descargas se haga revisando el movimiento de los sistemas Bittorrent y Ares, ya que según su información este último programa ya no sería muy utilizado en Chile.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo