Columna de videojuegos de Vardoc: “Disney Infinity”

Por Vardoc (Nicolás Liñan de Ariza)

A mediados de junio salió a la venta el único videojuego de Disney Interactive que reúne a sus más grandes personajes en una excelente entrega que cuenta con figuritas coleccionables que luego son virtualizadas para poder transformarnos en nuestros personajes favoritos: hablo de Disney Infinity.
La entrega se aleja de ser un mero fan service, convirtiéndose en una ola de diversión multidisciplinaria, llena de creatividad y que cuenta con mucha jugabilidad social. Un juego al que le podemos extraer mucho potencial y que difícilmente lo dejaremos olvidado en algún rincón, ya que puede ser disfrutado desde los más grandes hasta los pequeños del hogar.
Al momento de adquirir Disney Infinity, la edición básica o principiante viene con tres figuras o estatuillas y una base llamada “Infinity” que nos pedirán al inicio de cargar el juego. Esta plataforma tiene dos espacios habilitados para colocar las figuras y un espacio hexagonal para insertar los discos de los mundos. Luego de insertar los muñecos que provienen de “Los Increíbles”, “Piratas del Caribe” y “Monstruos University”, éstos se importan al juego convirtiéndose en los personajes que interpretarás, mientras que, por otro lado, los discos de los mundos te ayudarán a desbloquear las distintas partidas del juego.
“Disney Infinity” cuenta con dos modos: aventuras tradicionales y la toy box. La primera trata de cargar uno de los mundos que nos trae el pack inicial y donde cada uno cuenta una historia, diseño y ambiente diferente en función a la película en que se basa por ejemplo: si cargamos el mundo de “Los Piratas del Caribe”, la historia estará llena de peleas y duelos de espadas. Cada una de estas aventuras cuenta una gran cantidad de misiones secundarias, además de un nivel de dificultad bastante básico, ya que de todas maneras igual estamos hablando de un juego para niños.
En el modo toy box la jugabilidad es totalmente distinta, siendo muy similar a LittleBigPlanet, pero ambientado en las películas de Disney. En esta modalidad tenemos la facilidad de poder hacer lo que queramos, desde construir pistas de carrera en el mundo de “Piratas del Caribe” para que Rayo Mcqueen lo corra hasta que Sulley de Monster University compita en el mundo de Cars, etc.
Es en esta función donde explotamos toda nuestra creatividad llegando a ser algo totalmente adictivo y donde podemos cambiar los mundos y hasta interactuar con distintos objetos desde balones de fútbol, vehículos, jet packs, etc. Toy box es una fuente de diversión que puede durar meses con una herramienta y jugabilidad bastante práctica y funcional, y donde además podemos jugar a la par con cuatro personas, incluyendo el modo online.
Disney Infinity hace honor a su nombre y se aleja de ser un juego mecánico y rígido, pero hay que tener en cuenta que si logras adquirir el juego debes obligatoriamente tener la plataforma y las figurillas, por ende debes primero estar consciente de que si quieres realmente adquirirlo debes juntar bastante dinero. Lo anterior, aunque no lo crean, no baja mi interés en querer probarlo. Se ve bastante entretenido y quiero realmente ver qué maravillas se pueden lograr mezclando todo tipo de mundos y personajes de Disney, para dar rienda suelta a mis grandes locuras!
Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo