Sindicato de Correos de Chile agradece intervención de monseñor Ricardo Ezzati

La Iglesia de Santiago facilitó el diálogo, a través de la Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores, que impulsó el acuerdo entre la empresa y los trabajadores, tras 22 días de huelga legal.

Por

“Hemos venido a agradecer infinitamente”, dijo el presidente del Sindicato Nº1 de Correos de Chile, Flavio Garrido, tras la audiencia en que un grupo de dirigentes de la estatal, junto al vicario para la Pastoral Social y de los Trabajadores y personal de esa vicaría, conversaron con monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago.

El pasado jueves, trabajadores de Correos de Chile llegaron a un acuerdo con la empresa, que puso fin a arduos 22 días de huelga legal. Algo que se veía remoto, a no ser por el rol facilitador de la Iglesia de Santiago. Así lo reconoce el dirigente: “Desde el momento en que aparece la carta del Arzobispo se abren las puertas —dice Garrido—, empieza a haber repercusión pública y la empresa cambia de actitud; al otro día ellos se reúnen con nosotros”, agrega.

“La gente de Correos se nos acercó —dice Luis Berríos, secretario ejecutivo de la vicaría—, pues tenemos un área de mediación donde apoyamos a los sindicatos en su proceso de negociación. Cuando monseñor Ricardo Ezzati nos manifestó su preocupación, se elaboraron algunas cartas para el directorio de la empresa. Eso abrió la puerta para alcanzar un acuerdo”.

Andrés Moro, vicario para la Pastoral Social y de los Trabajadores, explica que la Iglesia busca ser, más que un mediador, un facilitador del diálogo. “Lo que hicimos en este caso fue poner en común acuerdo a las distintas partes, tanto a los sindicatos que estaban en un litigio como la directiva de Correos de Chile. Lo importante es recalcar que solamente en un clima de entendimiento podemos evitar los enfrentamientos”, dice, y agrega que “cuando Chile llega lamentablemente a encerrarse en posturas tan radicales, no podemos crecer. Aquí se logró llegar, después de una larga y dolorosa negociación, pero se logró llevar a cabo un acuerdo beneficioso. Quizás esto se pudiese haber alcanzado antes con más paciencia, con más tolerancia, con más apertura de todas las partes. Tenemos que aprender a dialogar sin prejuicios y sabiendo que todos tenemos que ceder en parte”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo