Columna de Cine de Joel Poblete: "Una mirada honesta"

Por Joel Poblete
“Iglú”

Guión. Diego Ruiz, Shawn Garry.

Fotografía. Nicolás Ibieta

Actores. Diego Ruiz, Alessandra Guerzoni, Camila Hirane, Alejandro Goic

Duración. 85 minutos.

El mundo de los jóvenes, al menos de quienes ya dejaron atrás la adolescencia pero aún no pasan los 30 años, no ha tenido demasiadas representaciones convincentes en el cine chileno. En el pasado salvo trabajos de realizadores como Ruiz, Sánchez y Justiniano, no tuvieron una presencia muy destacada en la pantalla grande, y es sólo en la última década cuando al fin los directores de generaciones más recientes se están fijando más a menudo en sus motivaciones, carencias y anhelos. Por eso “Iglú”, el debut como cineasta del actor Diego Ruiz (“Navidad”, “Drama”) es un bienvenido aporte a este panorama. El film se centra en Daniel (interpretado por el propio director), quien ha tratado de superar distintas pérdidas y una atormentada relación sentimental con su profesor en la universidad, refugiándose en su adicción a los fármacos; asumir su opción sexual y encontrar su camino en la vida ha sido difícil, pero como vía de escape ha contado con su talento como dibujante -que le permite expresar las tensiones de su pasado y su presente- y muy especialmente la compleja relación que desarrolla con su vecina, Paula (Alessandra Guerzoni), quien ha llegado a convertirse en su amiga/confidente/terapeuta.

Con un argumento como el descrito, podríamos estar ante un melodrama pesado, lacrimógeno, pretencioso y sobreactuado, y al estar originalmente inspirado en una obra teatral -“Correr con fuego”, de Ulrike Freising, que también protagonizaron en escena hace dos años Ruiz y Guerzoni-, corría el riesgo de limitarse a ser teatro filmado. 

Afortunadamente, el realizador consigue entregar un largometraje honesto, atractivo y convincente. Por supuesto que al ser una ópera prima tiene ripios o desajustes, en especial en lo narrativo o en la construcción de algunas escenas, pero de todos modos en el balance general es un trabajo sensible y muy recomendable, emocionalmente muy expresivo, que demuestra mucho cuidado en los detalles a través de la fotografía, la dirección de arte y la banda sonora.

“Iglú” podría limitarse a escandalizar a los más tradicionalistas con su visión de la sexualidad y las adicciones, pero lo bueno es que prefiere concentrarse en el drama íntimo de su protagonista, y si bien por momentos, sobre todo al inicio, puede confundir a más de un espectador con su mezcla de tiempos, mantiene un ritmo fluido gracias al montaje, y a lo largo del metraje se va haciendo todo más claro para el público promedio.

Quizás por ser el debut tras las cámaras de un actor, uno de los aspectos más logrados de la película son precisamente sus actuaciones, en especial las de los tres protagonistas: mientras Alessandra Guerzoni al fin encuentra un rol fílmico en el que pueda lucir de verdad su talento, belleza y expresividad, Camila Hirane irradia encanto como la joven que ayuda a iluminar y despejar el proceso de Daniel, y Ruiz logra controlar los excesos histriónicos que podrían rozar la caricatura, para hacer que su intenso personaje sea creíble y transmita toda la inseguridad y fragilidad de su búsqueda de identidad.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo