Columna come y calla por Felipe Espinosa: "Justicia"

Por Felipe Espinosa: Chef ejecutivo House "Casa del vino"
Coordenadas

Rocoto

Teléfonos: 2-22746071, 2-28841768 

Han pasado 40 años y la herida sigue abierta. Chile ha cambiado para bien o para mal, pero no hay tiempo que borre el dolor de quienes perdieron a un ser querido y aún permanecen en esta vida, la apología del poder y la furia  se las dejo a los historiadores, de un lado o  del otro todos al fin y al cabo fueron grandes perdedores. Lamentablemente el odio fue quien triunfó y se incrusto en el corazón de los chilenos. Somos hijos de una patria herida en lo más profundo y eso es culpa de todos, me cuesta el 11 de septiembre, es un día negro que mancha el amor propio de nuestro maravilloso país.

Colateral al hecho y como cada año la gente parte a sus hogares antes de que caiga el sol, la paranoia obliga a quedarse en casa y muchos restaurantes prefieren cerrar ante el inminente fracaso de la jornada.  Nunca faltan los turistas que desconocen  dónde y cuándo están situados, pero son lo  menos. Esa noche tuve visitas y deci dimos pedir algo para  ce nar, apostamos por la innovación y llamamos a Rocoto, un nuevo embajador de la gastronomía peruana especialista en el reparto a domicilio, que no le teme a nada y atiende sus pedidos sin perdón ni olvido.

La comida a domicilio tiene siempre reparos operacionales o problemas con las temperaturas. Éste no es el caso o más bien dicho la excepción a la regla, son atentos en lo referente al llamado telefónico y están súper dispuestos a orientar y explicar. Pedimos un par de menús promoción que es una propuesta bastante equilibrada en preparaciones, cantidades y precio. Las bandejitas plásticas son adorables, algunas frías como la causa de camarón que con la palta y la salsa se untaba rico, el pulpo al olivo estaba impecable como sólo los peruanos saben hacerlo, tallarín salteado bien chifa con carne, pescado a lo macho que era una reineta inundada en salsa con trozos de camarón y pulpo, un arroz salteado con pollo y un lomo salteado típico con sus respectivas papas fritas. Toda la comida muy sabrosa y cuidada en los detalles. Realmente me sorprendió la calidad y manufactura, para endulzar pedimos el mousse de maracuyá y un clásico suspiro limeño súper bien en texturas y azúcar.

El formato es bueno, acercan una de las gastronomías más destacadas de la región a tu hogar con buenos productos nativos del país del norte, tienen pisco sour por copa y botella que no es una mala idea a la hora de salir de algún apuro, el delivery es bien rápido y si no quieres salir de tu casa en una negra noche este lugar es una gran alternativa para alimentar el cuerpo y el espíritu. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo