Pilotos de Avianca abandonan avión y dejan a pasajeros dentro

Por PUBLIMETRO Colombia - Colprensa

Más de 90 pasajeros de un vuelo de Avianca que debía cubrir el destino BogotáCartagena durmieron en la aeronave, que no salió a la hora estipulada del aeropuerto El Dorado de la capital de la República, porque los pilotos abandonaran el avión.

El drama para Yamil Dueñas Pantoja y los demás pasajeros comenzó desde la tarde del jueves en el aeropuerto Eldorado, cuando el vuelo que los debía traer a Cartagena comenzó a sufrir retrasos por el plan tortuga que comenzaron a implementar los pilotos de Avianca.

Después de pagar una penalidad de más de doscientos mil pesos para tener cupo en el vuelo 8546, por fin a Yamil y a los otros pasajeros, entre los que estaba una mujer que debía asistir a la boda de su única hija, se les permitió abordar el avión, cuyo vuelo estaba fijado para las 10:20 p.m.

Pero por el plan tortuga, solo a las 11 y 10 de la noche se les permitió subir a la aeronave. Sin embargo, el drama apenas comenzaba.

Cuando ya todos estaban acomodados, los pilotos salieron de la cabina y les anunciaron que el vuelo se cancelaba. Ante la reacción airada de los pasajeros, los pilotos abandonaron el avión.

“Eso es una irresponsabilidad y falta de respeto. Los pilotos tienen todo el derecho del mundo de protestar, pero no a costas de los pasajeros. Cuando ellos comenzaron a hablar, todos protestamos y nos opusimos a dejar la aeronave porque quién nos garantizaba que podíamos regresar”, dijo Yamil Dueñas, uno de los pasajeros afectados.

Los pasajeros tuvieron que confrontar a la Policía, que hizo presencia en el avión. “Nos dijeron que nos iban a llevar a un hotel, pero nadie se movía. Como a las 12.30 de la noche nos apagaron el aire y fue el caos. Una mujer embarazada se puso colorada por la falta de aire; un señor de edad también se puso mal. Ante nuestras protestas, lo volvieron a prender al cabo de un rato. Sin embargo, en vez de solucionarnos el problema, nos echaron la Policía.

Y pese a las negativas del vuelo varios de los pasajeros perdieron sus compromisos en el ‘corralito de piedra’. “Una mujer que debía asistir a la boda de su hija estaba furiosa. Un señor que debía hacer una conexión a un crucero también manoteaba”, relató Dueñas.

Así pernoctaron en el avión. “A las 7 de la mañana se nos dijo que el vuelo iba a salir y gracias a Dios llegamos a Cartagena pasadas las 8 de la mañana. Pero eso no se hace. Los pilotos y la misma Avianca manejaron muy mal este asunto. Los pasajeros no tenemos culpa de nada y como decían muchos de ellos a nosotros no se nos regala nada. Todo es pago”, dijo Yamil, a quien en su rostro se le notaba el trasnocho.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo