Quince menores investigados por suicidio de una niña en EE.UU.

Por

Autoridades de Florida (EE.UU.) investigan a quince niñas compañeras de escuela de una menor que el pasado martes se suicidó tras supuestamente no poder soportar más el acoso que sufrió durante más de un año a través de las redes sociales, informó hoy una fuente oficial.

Rebecca Sadwick, de 12 años y residente de Lakeland (Florida), no regresó a casa el pasado lunes después de salir de la escuela y, tras la denuncia de desaparición por parte de su madre, se inició una búsqueda que tras varias horas llevó al descubrimiento de su cuerpo.

El jefe de la Comisaría del Condado de Polk, Grady Judd, dijo este viernes en rueda de prensa que tras este suceso los investigadores revisaron las cuentas en las redes sociales de Sadwick y encontraron que la niña había recibido mensajes como “Qué estás haciendo viva todavía” o “Por qué todavía no te has matado”.

Judd señaló que los padres de las quince niñas cooperan en la investigación, y facilitaron los teléfonos celulares y otros equipos electrónicos usados por sus hijas para entrar en las redes sociales.

Según varios reportes policiales, Sadwick fue objeto de burlas y acoso durante más de un año e incluso, en noviembre pasado, la comisaría de Polk recibió una denuncia por los golpes que la niña había recibido por parte de otros estudiantes de su escuela.

Los detectives descubrieron asimismo que Sadwick había cambiado su nombre en los sitios sociales por la frase “Esa muchacha muerta” y había subido fotos de ella con navajas en sus brazos y su cabeza sobre las líneas del tren.

Un día antes de suicidarse, Sadwick escribió en las redes sociales “Estoy muerta. Saltaré. No puedo más con esto”, según la investigación.

“Estamos indagando entre un grupo de niñas, y no será una plática social lo que tendremos con ellas”, advirtió Judd.

En Florida existen leyes que prevén cargos criminales contra el acoso a través de internet.

El suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 24 años en un país en el que cada año se atiene a 157.000 niños y jóvenes por intentos de suicidio, según los Centros de Prevención y Control de las Enfermedades (CDC, en inglés).

“Si podemos conseguir cualquier evidencia de que (ocurrió) una ofensa criminal, la persona o personas envueltas serán castigadas”, dijo Judd. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo