Autor de masacre en EE.UU. jugaba 16 horas seguidas de videojuegos violentos

Por

Aaron Alexis, de 34 años, quien fue asesinado por la policía este lunes después de matar a 12 personas en la sede de la Marina en Washington, solía jugar con videojuegos violentos como “Call of Duty” durante 16 horas seguidas, de acuerdo a información entregada por “Telegraph”.
Alexis acudía regularmente a un restaurante tailandés, llamado Happy Bowl Thai, donde solía pasarse todo el día y toda la noche jugando. Muchas veces se iba sin pagar y pedía dinero prestado, quejándose de que su compañía no le pagaba.
The Associated Press, citando fuentes, añadió que el hombre padecía una enfermedad mental, como paranoia y trastornos del sueño, y las voces escuchadas.
En tanto, la policía busca este martes determinar las motivaciones que impulsaron a actuar al hombre que el lunes mató a 12 personas en un edificio de la Marina estadounidense en Washington, donde las banderas permanecerán a media asta como en el resto del país.
Un responsable de Defensa indicó a la AFP que Alexis pudo “ingresar (al edificio) por medios legítimos”.
Sin embargo, las primeras informaciones sobre el pasado de este ex reservista de la Marina y sus problemas de comportamiento plantean la interrogante de cómo pudo haberse producido el tiroteo -el peor en una instalación militar estadounidense desde el asesinato de 13 militares en Fort Hood, Texas, en 2009- en pleno corazón de la capital federal.
“Se trata de uno de los lugares más seguros del país. Y cómo pudo esto llegar a pasar sobrepasa el entendimiento”, dijo a la CNN el alcalde de Washington, Vincen Gray.
“Es difícil de creer que una persona cualquiera como este hombre haya podido obtener las autorizaciones y las calificaciones para entrar a la base”, agregó.
Alexis era conocido por practicar la meditación, pero también por sus ataques de ira. Fue arrestado en 2004 en Seattle por disparar a los neumáticos de un automóvil fuera de su casa, y en 2010 en Texas por disparar al techo de su vecino.
La Marina, donde sirvió desde 2007 a 2011, le imputaba varios episodios de mala conducta e insubordinación, y buscó despedirlo.
Sin embargo, no fue objeto de ningún procedimiento judicial y abandonó el uniforme con honores al año siguiente, dijo el martes un funcionario de la Marina.
Su padre había evocado los “problemas (de su hijo) para manejar su ira” y había hecho referencia a estrés postraumático desde los atentados del 11 de setiembre de 2001, según un informe de la Policía publicado en el sitio Seattle.gov.
Al momento del tiroteo, Alexis trabajaba como informático para un subcontratista encargado de la actualización de la red interna (intranet) de la Marina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo