Jannie Benavides: ¿Y si soñamos nomas?

Por Jannie Benavides

Me he referido a un tema similar en otra ocasión, pero esta vez quiero poner énfasis en otro aspecto de él. El acto de soñar como ejercicio o herramienta.
No hablo solo de soñar al dormir, sino que muchas veces, cuando comenzamos a embarcarnos en una fantasía de cualquier tipo, nosotros mismos nos encargamos de poner freno y empezamos a dar una lista de excusas. Quizás estamos acostumbrados a ser “realistas” como dicen algunos, pero mas que eso, estamos limitando sin darnos cuenta, nuestra capacidad de soñar.
Por poner un ejemplo, si alguien propone; “¿Y si viajamos a China?”.
Aquí es donde empiezan cosas como: “Pero no se el idioma, no tenemos plata, queda tan lejos, no conocemos a nadie allá, el cambio de la moneda, etc.”
Una seguidilla de trabas que bloquean de cierta forma y en cualquier plano nuestra creatividad.
Podríamos pensar “¿Es que para que vamos a soñar si al final no lo vamos a hacer?” o “El porrazo a la realidad es muy fuerte después” o el clásico “Mejor vivir con los pies bien puestos en la tierra”.
Pero, si lo pensamos un poco, son los sueños o la capacidad de crearlos desde la fantasía, lo que nos permite avanzar y cumplirlos, son nuestro motor (de cierta forma). Los sueños nos motivan en la vida. Y les pregunto: ¿Qué importa el porrazo?
No nos va a dar depresión por soñar un rato ¿no?
Es como un ejercicio mental, por ejemplo, con el típico sueño de ganarse el Loto, nos damos permiso para fantasear con todo lo que haríamos teniendo ese dinero, se acaba la traba monetaria y queda al descubierto lo que nos gustaría mucho hacer. Con esto, podemos rescatar características que de repente no conocíamos de nosotros mismos, incluso nuestra vocación.
Soñar es algo así como una herramienta de búsqueda.
Así que cada vez que se encuentren soñando despiertos y “armando castillos en el aire”, les digo, no se detengan, aprovéchenlo.
Concluyo esto con algo que pillé en la página de Jodorowsky que es un viejo seco. La frase no es de el, pero la encontré la raja:
“Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debe estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de el”.
Bueno, ya cacharon como va la cosa, así que…¡A darle átomos!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo