Alejandra Toro: ¿Es realmente caro vivir en Chile?

"Si quieres escribir en la sección Yo Opino envía tu columna a publimetro.cl@gmail.com con el asunto YO OPINO. Puedes tratar cualquier tema que sea de tu interés. Además del texto debes enviar una foto y descripción tuya. Y ojalá una cuenta de Twitter".

Por Alejandra Toro

Cada vez escucho más esta frase, todos hablan de que vivir en Chile está cada vez más caro, que hay que gastar cada vez más plata para comer, que los arriendos están por los nubes, que somos uno de los países que más paga a la hora de ir a un concierto… la lista suma y sigue. Tengo amigas que vienen llegando de vacaciones de Perú y Brasil y dicen que la diferencia es abismante, sobre todo en los menús de restaurantes y picadas callejeras.
Bueno, yo no creo que Chile esté totalmente más caro. Más bien creo que en algunos casos se trata de profecías autocumplidas y en otros, simplemente flojera para buscar alternativas más económicas. Pongo algunos ejemplos:
-Los equipos de electrónica y línea blanca son considerablemente más baratos en Chile en comparación con nuestros vecinos argentinos. Tanto así que ellos cruzan la cordillera para comprar algunas cosas acá y les sale más a cuenta adquirir lo que necesitan incluso sumando el costo del pasaje.
-Un amigo me comenta por What’s App que el otro día almorzó pescado frito con arroz y tomate más consomé de cazuela de ave por sólo $2.000 ¿Dónde? En el Mercado Tirso de Molina.
-Descartando la fruta que no corresponde a la estación, por estos días un kilo de limones o manzanas en la feria resulta mucho más barato si lo comparamos con otros países.
-El cine también es algo asequible pagando inteligentemente. Me explico: una entrada estándar puede costar entre $4.500 y $5.000, pero accediendo a promociones con el celular o comprando las entradas con anticipación se pueden desembolsar entre $1.500 y $2.000
-El vestuario es un ítem aparte. Hay blusas o pantalones que pueden costar carísimos si lo que uno busca es marca o exclusividad, pero cuando no es así y optamos por adquirir ropa en época de liquidación, la diferencia a favor es gigantesca. Además estamos cada día más llenos de outlets, así que haciéndose el tiempo y organizándose sí se puede comprar barato en ropa y calzado.
Así que claro, a simple vista todo puede verse costoso y terrible, pero buscando un poco más a fondo en realidad no lo es tanto. Es cosa de comparar no más.
 

“Si quieres escribir en la sección Yo Opino envía tu columna a publimetro.cl@gmail.com con el asunto YO OPINO. Puedes tratar cualquier tema que sea de tu interés. Además del texto debes enviar una foto y descripción tuya. Y ojalá una cuenta de Twitter”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo