[FOTOS] Las tragedias más sangrientas de Hollywood

Por Publimetro Colombia

Hollywood no es el lugar rosa donde los que sueñan ser actores famosos  ven de inmediato realizados sus deseos. De hecho, desde su fundación, ha atraído leyendas oscuras y episodios macabros que ensucian todo su resplandor, quedando marcados en la historia de la cultura popular.

Aquí le traemos algunos episodios, desde la época del Hollywood clásico, que son los que más recuerda la gente, y que han suscitado todo tipo de producciones creativas, libros e historias, gracias al horror que en su momento produjeron.

1. La Dalia Negra (1947): Elizabeth Short, así se llamaba esta belleza de vida errática que aspiró a ser actriz, y cuyo caso conmocionó a la prensa de Los Ángeles de la época. Short vino de una familia disfuncional, se comprometió con dos militares que murieron, y a su corta edad ya andaba bastante recorrida (incluso  trabajaba de prostituta). En Hollywood no pudo conseguir ningún papel, por lo que se relacionó con gente sórdida.

Desapareció, de repente, y su cadáver fue hallado por la señora Betty Bertzinger, quien iba acompañada de su hijo. Como estaba en pedazos, creyeron que era un maniquí, pero luego se vio que era Short. Tenía el torso cortado y vaciado, las comisuras cortadas al estilo sonrisa de Glasgow (como el Joker de la última película de Batman). Su muerte superó lo macabro: El asesino, luego de secuestrarla, la amordazó y luego la desnudó completamente. Luego la amarró de las muñecas y los tobillos y la colgó del pecho, para golpearla y cortarle los músculos risorios del rostro. Así, mientras la torturaba, ella estaría sonriendo. Luego de mutilarla mucho más, y aplicarle cigarrillos encendidos, grabó en sus muslos las letras mayúsculas BD (Black Dahlia). Después de aplicarle otras torturas macabras, la partió en dos. Todo el tiempo estuvo consciente.

La prensa se apoderó del caso, y cubrió totalmente la agenda, en Los Ángeles. Una persona llamó a Los Ángeles Examiner y dio detalles del crimen. Después de haber hecho esto, prometió dar más pistas de su identidad. Luego llegaron dos cartas más, donde daba detalles del crimen. En una, estaba la firma de ‘El Vengador de la Dalia Negra’, y en otra decía ‘su asesinato está justificado’. Esta fue la última comunicación.

De ahí, la policía y la prensa vieron cómo muchos proclamaron ser los asesinos de Elizabeth Short. Uno de ellos, un cabo, terminó en el manicomio. Otros le dieron tintes de leyenda a Short, que fue llamada ‘La Dalia Negra’ por vestir de este color. A Orson Welles, inclusive, se le atribuyó el asesinato. Sea como sea, este crimen aún sigue inspirando el morbo de la cultura popular. Tanto es, que Marilyn Manson hizo pinturas de ella, y en 2007 salió una película del caso con Josh Harnett y Scarlett Johansson.

2. Lana Turner y Johnny Stompanato (1958):
  Ella, una de las fulgurantes actrices del Hollywood clásico, ya en decadencia y alcohólica. Él, un mafioso maltratador. Se juntaron, y vivieron una relación de abuso físico por parte de él. Turner quería dejarlo, pero en una noche, él amenazó con desfigurarla.

La hija de la actriz, Cheryl, de 14 años, defendió a su madre, y apuñaló al mafioso., causando su muerte instantánea. Escándalo inmediato: El juicio fue transmitido por televisión, y Turner hizo el mejor papel de su carrera defendiendo a su hija, que al final fue declarada inocente por ‘Homicidio Justificado’.

3. Jayne Mansfield, decapitada (1967):  Jayne Mansfield es una leyenda de Hollywood tanto por su vida como por su muerte. Belleza voluptuosa, que inutilmente trató de desligarse de su estatus de símbolo sexual,  muchos decían que era la ‘copia vulgar de Marilyn Monroe’. La leyenda negra la relaciona con el satanista Anton LaVey (de quien dicen que también fue su amante).

Este maldijo, según se dice,  al entonces novio de la actriz, quien se involucraba cada vez más en su iglesia satanista. Y sucedió lo impensable: El coche en el que viajaba la actriz con sus tres hijos, se estrella contra un camión estacionado, y dice la leyenda que el capó sale disparado, y decapita a la actriz (versiones más recientes afirman que Mansfield murió por el impacto).

Todos los adultos en el auto murieron, menos los tres niños de Mansfield, que iban en la parte de atrás. Mariska Hargitay, una de los tres hijos de la actriz que iban en el auto, es ahora protagonista de ‘La Ley y el Orden’.

4. Sharon Tate y ‘La Familia’ de Charles Manson (1969):
Sharon Tate era una de las actrices promisorias de Hollywood, e iba a tener un hijo con su marido, el director Roman Polanski. Una noche se reunió con unos amigos, y los miembros  de la ‘Familia’ de Charles Manson irrumpieron en la casa y los mataron a todos. A Tate la amordazaron  y la apuñalaron. Los cuerpos de ella y sus amigos los encontró el ama de llaves de Polanski.

La revista Life entrevistó a Polanski por el hecho, y este permitió fotografiar la escena del crimen, con tal de que se aclarara la investigación, eso dijo él, que se volvió paranóico al sospechar de amigos y colegas. El asesinato llenó de pánico la ciudad.

Se dice que el posible motivo fue el rodaje de la película de Polanski, ‘El Bebé de Rosemary’. El director sufrió amenazas de grupos esotéricos de la época debido al tema de la película (la práctica del satanismo y otros temas controversiales). Por supuesto, al ser arrestada ‘La Familia’, esto puso en el ojo público a Charles Manson, que desde ahí, sería considerado por algunos, como uno de los íconos más macabros del siglo XX.

5. Christian Brando defiende a su hermana (1990): La familia de Marlon Brando distaba de ser como la Ingalls, todos amor y besitos. El actor se casó, apenas entró a la madurez, con una joven polinesia llamada Tariitia Teripia, con quien tuvo dos hijos, Simon y Cheyenne. Esta última, en particular, a pesar de ser la joven más rica y hermosa de la Polinesia Francesa, tenía un historial de cuatro intentos de suicidio, consumo de drogas y relaciones erráticas.

Su novio de entonces, y padre de su hijo, Dragg Drollet, la maltrataba, y su hermanastro, Christian, le dio un tiro en casa de su padre. Christian fue condenado a 12 años de prisión (solo estuvo seis), y Cheyenne tuvo que ser recluida en un hospital psiquiátrico. Cinco años después, se colgó al serle arrebatada la custodia de su hijo Tuki, hoy uno de los grandes modelos en la industria de la moda.

6. O.J. Simpson y su ex mujer (1994): En los años ochenta, el deportista y actor O.J. Simpson se casó con una camarera llamada Nicole Brown. Se separaron, luego de dos hijos en común, ya que este la maltrataba, y ella se consiguió una nueva pareja. En 1994, Brown y su novio fueron encontrados apuñalados a las afueras de la mansión de Simpson.

Luego de esto, siguió una persecución, y un polémico juicio, donde Simpson fue declarado inocente. Paradójicamente, en 2007, publicó un libro donde narraba cómo hubiese asesinado a su mujer y a su nueva pareja. Este se llama: ‘Si yo lo hubiese hecho’.

7. Phil Hartman y su esposa (1998):  Phil Hartman era uno de los comediantes más famosos de Estados Unidos, y era un actor de planta en Saturday Night Live. También le daba las voces a Lionel Hutz y a Troy McClure en  ‘Los Simpson’. En 1998, su esposa, Brynn, intoxicada con cocaína, entró a su recámara y le disparó. Luego de ver lo que hizo, ella se suicidó.

8. La familia de Jennifer Hudson (2008): Hudson era una de las estrellas más importantes de la industria, ya que hacía dos años había obtenido su consagración al ganar un Óscar por ‘DreamGirls’. Pero en 2008, sufrió la gran tragedia de su vida, al su cuñado asesinar a su hermano y a su madre, y secuestrar, de igual manera, a su sobrino. La actriz ofreció 100 mil dólares a quien pudiese rescatar al niño, que sin embargo, fue hallado con un disparo, en una camioneta.

A pesar de este incidente, Hudson pudo rehacer su familia,al dar a luz, el año siguiente, al primer hijo con su pareja.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo