Columna de videojuegos de Vardoc: “Puppeteer”

Por Vardoc (Nicolás Liñan de Ariza)

Este año Sony ha dado una dura pelea con sus juegos exclusivos para PS3, tanto que nos cuesta pensar que ya está por jubilarse. Hoy hablaremos de uno de los juegos que revive el estilo plataforma y la extravaganza del 2D: “Puppeteer” llega para demostrar que aún se pueden crear obras de arte y grandes historias alejándose de los shooter y los videojuegos de renombre.
El género de plataformas sigue más vivo que nunca y eso lo demuestra Sony Japan Studio y el director británico Gavin Moore (TheGetaway) al crear este título que vale cada peso el minuto de juego. “Puppeteer” trae de vuelta las historias de hadas, fantasía y magia, y donde nuestro héroe es una marioneta llamada Kutaro, quien tiene una misión clara por lograr: recuperar su alma que fue arrebatada, reclamar lo que le pertenece y devolver al reino su belleza pérdida. Más allá de la historia no les puedo contar, pero logra en un ciento por ciento mantenerte enganchado hasta el final.
El juego está narrado en actos, siete en total, y éstos en capítulos -nos recuerda mucho a la narrativa de Alice Madness Return- y donde nuestro objetivo será ir coleccionando todo tipo de cabezas: desde cráneos comunes hasta esqueletos de dinosaurios y distintos mamíferos. En cada nivel podremos coleccionar hasta tres cabezas al mismo tiempo, siendo las que nos permiten seguir jugando. El quedarnos sin cráneos alude a la muerte en el juego, por ende deberemos comenzar todo otra vez.
Para lograr nuestro cometido, Kutaro cuenta con unas tijeras como armas llamadas Calibrus, las que nos permitirán cortar cualquier elemento que tengamos en el escenario y atacar a nuestros malvados enemigos. Gracias a nuestras fieles tijeras podemos tomar distintos caminos y puzzles lo que le agrega un plus al juego.
Otro de los puntos fuertes de “Puppeteer” es el alto nivel artístico que lo caracteriza, logrando combinar obras infantiles con espeluznantes personajes y apariciones -reitero que se parece bastante a Alice-, además de mostrarnos distintos escenarios muy bien logrados. Lo anterior combina perfectamente con las piezas musicales que fueron creadas para este título, las que nos hacen sentir escalofríos al escucharlas. Una característica que hoy en día muy pocos juegos logran con tanta dedicación.
Puntos en contra aún no encuentro, lo que sí es un juego bastante extenso, aproximadamente unas 12 horas en ganarlo, pero que es totalmente rejugable, ya que si bien nunca alcanzamos a capturar todas las cabezas, algunas de ellas nos dan la opción de desbloquear fases secretas.
Para concluir, “Puppeteer” es a simple vista un juego interesante y que une a la perfección una historia simple con un desarrollo fascinante. Un título, que aunque no crean, tiene un muy buen doblaje latino que le entrega gracia y vida a los personajes. Si tienen PS3 vayan por él de inmediato! Y quien no tenga, “Puppeteer” es una muy buena excusa para adquirir una.

Las opiniones expresadas aquí no son  responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo