Felipe Kast: “Las ideas de Velasco son bastante parecidas a las nuestras”

Con una carta firmada en su mayoría por adherentes sub 40, la derecha busca tomar nuevos aires. Aquí entregan algunas definiciones.

Por Felipe Saleh

¿La carta que enviaron es el manifiesto de la Nueva Derecha?
-Más que nueva o antigua derecha, creo que hay buena política o mala política y lo que hacemos en la carta es un llamado a la buena política. Si hay algo que uno recoge en la calle con mucha fuerza, es que exista unidad en los proyectos políticos. Trabajo en equipo, vocación de optimismo y no de derrotismo. La carta la firma un grupo trasversal de todo el sector, que siente orgullo por las ideas propias y la diversidad dentro del sector.

Llama la atención que estos impulsos hacia la nueva política se hagan desde fuera de los partidos. Pensando en Evópoli, en Horizontal o en Fuerza Pública de Velasco. ¿Por qué?
-Evópoli se explica porque creemos que el sector tenía una oferta política muy limitada y había un grupo importante que no se sentía parte de ella. Pero sí tenía un denominador común de ideas, basadas en la libertad, en la diversidad y que tienen un paraguas que es mover a la centroderecha hacia el centro con un grupo de personas que tal vez se siente cercana a las ideas de Andrés Velasco, que son bastante parecidas a las nuestras y tomar ese centro político que quedó un poco botado cuando la Concertación se movió hacia el Partido Comunista.

Esta nueva generación, ¿cómo va influir en los partidos que son los que tienen el poder de hacer las leyes?
-Algunos ya no estamos tan jóvenes, muchos de los que firmaron la carta juegan roles importantes en sus partidos. Soy optimista de que podemos ofrecerle a Chile una centro- derecha más social y comprometida, pero desde la libertad. Esa es la gran diferencia con la izquierda, que aprovecha la burocracia del Estado. Creemos en igualdad de oportunidades que comienza invirtiendo en los niños desde la cuna.

Pero la libertad implica regulaciones en el mercado para evitar colusiones o abusos.
-Sí, la buena regulación no genera más libertad ni menos libertad. La mala regulación genera trabas y mata la libertad,

En temas valóricos y de libertades públicas, ¿cómo se define esta generación?
-Hay distintas posiciones, los más conservadores están en la UDI y hay otros un poco más liberales, pero la gracia que tiene es que esas son materias de conciencia y que esa diversidad no mata el proyecto colectivo. Creo que lo que se logró con el Acuerdo de Vida en Pareja, que no lo hizo un gobierno de izquierda, te habla de lo que se puede lograr rescatando lo mejor de esa diversidad.

¿Cree que hay espacio para que surja el piñerismo?
-Lo que importa es un proyecto colectivo, basado en ideas.

¿Cuánto daño le ha hecho el gobierno militar a la derecha?
-Sería ingenuo pensar que la historia se puede obviar. A pesar de la dureza la historia tiene mucho que enseñar, como para que nunca más un partido como el PS plantee que la violencia es medio legítimo para conseguir sus objetivos políticos o que un régimen militar viole los DDHH.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo