Argentinos votan en legislativas clave para Fernández a mitad de segundo mandato

Por AFP

Los comicios legislativos parciales que se llevan a cabo este domingo decidirán si la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner conservará la mayoría en el Congreso en sus dos últimos años de mandato, en una elección que marcará también el inicio del camino hacia la presidencial de 2015.

Más de 30 millones de argentinos comenzaron a votar en una jornada dominical cálida y soleada para renovar la mitad de la cámara de Diputados y un tercio del Senado.

En total, se elegirán 127 diputados nacionales con mandato hasta 2017 y 24 senadores con mandato hasta 2019.

Electa en 2007 y reelecta en 2011, Kirchner, de 60 años, seguirá las elecciones desde la residencia presidencial de Olivos, donde se repone de una operación practicada para eliminar un hematoma situado entre el cerebro y el cráneo.

Ello la mantuvo ausente del último tramo de la campaña y según los diagnósticos médicos deberá permanecer en reposo en las próximas semanas.

Los comicios serán una prueba de fuego para el oficialismo, que pone en juego su mayoría en ambas cámaras y servirán para delinear la senda hacia la sucesión de la mandataria en 2015 cuando finalice su segundo mandato, sin posibilidad de reelección según lo establece la Constitución.

Los sondeos auguran una derrota al oficialismo en los principales distritos del país, aunque estiman que su partido, el Frente para la Victoria, se mantendrá como la fuerza más votada a nivel nacional, como lo fue en las primarias del 11 de agosto cuando se eligieron los candidatos para esta elección legislativa.

Si eso se repite, el oficialismo retendrá la mayoría parlamentaria que recuperó en 2011 cuando obtuvo el 54,11% en las elecciones generales, donde se reeligió a Kirchner y se renovó una parte del Congreso.

Sin embargo la derrota en los distritos clave marcará a fuego el último tramo del gobierno de Kirchner, que la oposición define como un “fin de ciclo” kirchnerista, iniciado por el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), de cuyo fallecimiento se cumplen tres años este domingo.

 

Batalla crucial en la provincia de Buenos Aires

En la estratégica provincia de Buenos Aires, principal escenario político de la contienda electoral -40% del padrón nacional- el delfín oficialista Martín Insaurralde se ubica, según sondeos, cinco puntos por detrás del peronista opositor Sergio Massa, ex jefe de Gabinete de Kirchner.

Massa, alcalde de la localidad de Tigre y de 41 años, aspira a conseguir una contundente victoria que lo coloque en la buena senda hacia las presidenciales de 2015, en tanto el oficialismo carece hasta ahora de una figura que lo aglutine y cuente con el beneplácito de la mandataria.

“Estoy feliz por los 30 años de democracia que se cumplen este año y por la confianza que depositó en mí Cristina. Fue una campaña madura en la que recorrí toda la provincia”, dijo Insaurralde a la prensa luego de sufragar.

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, aspira a ser el hombre de la presidenta para 2015, aunque su figura siempre fue vista con recelo desde el gobierno y una amplia victoria de Massa en su distrito lo dejará debilitado.

Los sondeos anticipan una segura victoria de Massa, que resultó el opositor más votado en Buenos Aires (35%) en las primarias.

“Es la primera vez que voto en un comicio legislativo. Creo que está bueno que podamos elegir quién nos gobierna, aunque la mayoría de mis amigos de mi edad dijeron que no van a participar”, dijo un joven que se identificó como Facundo, al ser consultado sobre las posibilidad de sufragar que tienen a partir de este domingo los jóvenes de entre 16 y 18 años. Hasta el presente, solo podían votar los ciudadanos mayores de 18 años.

Aunque el oficialista Frente para la Victoria resultó la fuerza más votada a nivel nacional en las primarias, perdió en los principales distritos, entre ellos en las provincias de Santa Fe y Córdoba.

También perdió en la capital federal, bastión del alcalde Mauricio Macri (derecha), otro de los aspirantes para 2015 cuyo partido PRO busca proyectarse a nivel nacional con sondeos favorables en Santa Fe y Entre Ríos, aunque de escasa penetración en la provincia de Buenos Aires, clave para cualquier intento hacia las presidenciales.

Esta elección es muy importante porque claramente comienza la etapa final hacia 2015, que será una elección (presidencial) que cambiará una época”, dijo Macri a la prensa luego de emitir su voto.

En Santa Fe, bastión del socialismo desde 1989, el líder de esa fuerza y ex gobernador Hermes Binner es otro de los presidenciables para 2015.

El partido que integra, el Frente Progresista Cívico y Social, obtuvo 41% en las primarias del distrito y se espera que repita sus buenos resultados el domingo.

Los recintos de votación se cierran a las 18H00 locales (21H00 GMT) en los 24 distritos del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo