Columna de videojuegos de Vardoc: “Batman Arkham origins”

Por Vardoc (Nicolás Liñan de Ariza)

Tras dos años de espera la saga de Batman continúa para relatarnos sus comienzos en una nueva entrega que sigue la línea trazada por su antecesor “Akham City”, pero en esta ocasión con un nuevo desarrollador.
El estudio de videojuegos de superhéroes Rocksteady Studio ha entregado la secuela de sus dos grandes trabajos de Batman al desarrollador Warner Bross Montreal, ya que debe enfocarse en el debut de Batman para la nueva generación de consolas. Lo anterior, ha producido cierto desencanto y desilusión en los seguidores de esta saga, puesto que en un inicio se creía que el nivel de jugabilidad y de gráfica bajaría. Aunque al final nos hemos dado cuenta que “Arkham Origins” continúa con la misma línea y perfección que sus antecesores.
El juego relata los inicios de nuestro superhéroe, exactamente en el Año 2 del Cómic, y donde Bruce Wayne ha pasado de ser un justiciero al Caballero de la Noche: ya manejamos algunos gadgets, sabemos de combate y ya no sólo escapamos. La historia comienza en Nochebuena con el villano Máscara Negra, quien ha puesto una millonaria recompensa a quien nos corte la cabeza. Por lo que miles de asesinos e incluso la policía nos buscan, y como saben que no nos gustan las injusticias ni el desorden en la ciudad, comienzan a provocar revueltas lo que nos obliga a salir a las calles dejando nuestra segura cueva.
Mientras más avanzamos nos vamos encontrando con personajes increíbles de la saga: El Pingüino, Anarquía, Deadshot, el Sombrerero, entre otros, quienes además nos harán sudar en más de alguna ocasión. Por ejemplo Shiva nos hará salvar a cientos de vidas inocentes o Anarquía quien nos hará correr hasta cierto punto de la ciudad antes que explote una bomba la que debemos desactivar. “Origins” sin duda es acción, aventura y mucho suspenso, donde en más de una ocasión deberemos enfrentarnos a nuestras propias capacidades para poder vencer.
En jugabilidad, “Origins” no cambia respecto a “Arkham City”, donde nos movemos libremente por Gotham y recolectamos poco a poco las pistas que nos permitirán ir avanzando. Existe una historia principal y cientos de historias secundarias, las que en más de una ocasión, nos harán perder el hilo del juego.
Esta última entrega destaca y se diferencia, medianamente, en el modo detective, puesto que también lo utilizamos para resolver asesinatos. Desde encontrar pistas hasta resolver el caso. Para lo anterior reconstruimos escena con una simulación 3D, la que podemos retroceder o avanzar las veces que queramos y encontrar detalles que nos ayudarán a concretar nuestras misiones.
Desde el punto gráfico, “Origins” es muy fiel al estilo de las series o del cómic, con buenos efectos de luz y sombra todo en un ambiente soberbio y frío. Aunque una de las mayores dificultades que tiene el juego es superar a su antecesor “Arkham City”, ya que inconscientemente los estamos comparando, lo que nos puede dejar un sabor amargo en la boca. De hecho existe un pequeño error que en las otras entregas no nos habíamos dado cuenta, y es que “Origins” se ralentiza en ciertas ocasiones, aunque no de manera continua.
Así es como “Origins” nos sorprende con pequeños cambios en la jugabilidad, algunos retos intensos con grandes personajes (Bane entre ellos), una mejor gráfica, aunque la historia sigue siendo consistentemente la misma, es la historia de Batman, al fin y al cabo.
Actualmente estoy probando “Origins” en la versión para PC, el apartado gráfico y la jugabilidad es increíble. Luego de terminarme “Arkham City” y convertirme en el peor Batman de la historia, espero remedirme en “Origins”.

Las opiniones expresadas aquí no son  responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo