Filsa 2013: Juan Carlos Dörr investiga el origen del mundo en su primera novela

Por

 

Imagen foto_0000000120131108101351.jpg
Gentileza

 

Hoy a las 20 horas en la Feria del Libro de Santiago, Juan Carlos Dörr lanzará “El factor Q”, su primera novela.

Y no es una novela cualquiera. Porque el abogado y profesor de la Universidad Católica demoró cuatro años en gestar un proyecto épico como pocos, que se propone mezclar thriller y épica.

“Necesité estudiar mucha historia, mitología, filosofía y física en decenas de libros y centenares de horas en internet”, cuenta Dörr, y explica que el libro “está pensado en aquellos que cuando jóvenes disfrutaron leyendo ‘El señor de los Anillos’, o incluso ‘Harry Potter’, y que ahora buscan novelas que integren el componente mitológico y de aventura, con temas más cercanos a la vida cotidiana y con un tratamiento más complejo”.

En la novela, un médico llamado John Feller, que investigando los intereses científicos de su abuelo, llega a Londres y se descubre parte de una historia jamás contada, que se remonta al origen de nuestra especie y compromete el destino de toda la humanidad.

Si les resulta conocida esa estructura es porque “El factor Q” bebe de fuentes parecidas a las del taquillero “El código Da Vinci”, aunque según Dörr hay una diferencia esencial.

“Tiene un fuerte componente histórico que es verídico, al igual que ocurre con la obra de Dan Brown. Sin embargo, esta última soluciona sus temáticas desde una perspectiva que descarta lo metafísico, lo mágico, lo trascendental y que vincula a los que creen en eso con seres sicópatas o fanáticos. Mi novela, en cambio, da cabida a la magia y al misterio de lo trascendental”, explica el autor.

¿Y por qué partir con una temática tan grande e importante si es la primera novela del autor, quien antes sólo había incursionado en la poesía?

“La historia que empezó a gestarse en mi mente fue la que me llevó a querer incursionar en la novela como género; no fueron los deseos de novelar los que me llevaron a crear una historia. Hasta aquel momento la poesía era mucho más atractiva para mí que la narrativa.

Creo que para que una novela se justifique, es necesario que su autor tenga algo que de verdad quiera contar”, dice Dörr.

Y aunque es bien chilena, la novela, ambientada en varios paisajes nacionales y extranjeros, está pensada para tener un carácter internacional. “Más allá del lugar donde está ambientada, y los elementos que componen la trama, creo que traspasa fronteras al tratar temas universales, como la eterna búsqueda del hombre por entender el misterio de su origen”, dice Dörr.

Filsa se cierra este domingo, tras 17 días de literatura en la Estación Mapocho.

Por: Francisco Ormazábal / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo