Día 9 de "Temp": la trabajadora temporal no puede optar al pago de discapacidad por trauma

Por Douglas Coupland

“Buenas tardes. Sistemas de filtros Taylor, Wagner & Kimura, desde 1899 una empresa orgullosamente patriota. Lo siento, el señor Taylor no se encuentra en este momento. ¿Desea dejarle algún mensaje?”.

Uno creería que después de un gigantesco y glamoroso tiroteo darían el día libre, pero no. Yo, la desechable trabajadora temporal, fui forzada a quedarme en mi escritorio mientras los demás fueron a casa a buscar en Google algún consejero para quejarse y así poder argumentar un caso de trastorno por estrés postraumático.

Aun así, fue una hora antes de que terminara el barrido por la bomba que nos dieron permiso para entrar. El Danimal me llevó hasta mi escritorio con manipulación emocional.

“Lo siento, Shannon, hoy tienes que ser la más fuerte”. Esto significaba espantar a la prensa y decirles a los angustiados seres queridos que todo estaba bajo control, lo que se hace aburrido prontamente.

Las llamadas dejaron de entrar a las 4:00 p.m., así que me conecté a internet e ingresé al sitio web especializado del señor Xu: zombiesperopodados.com, una página con sólo capturas de pantallas de césped bien cortado al fondo de películas de zombis. Él es tan profundo.

A las 4:15 p.m. la puerta se abrió. Era Kyle, ensuciado de pies a cabeza con aceite de motor de la refinería. “¡Adivina dónde acabo de ser contratado!”.

“Kyle, pareces un pueblerino. Y gracias por preocuparte tanto de que esté viva”.

“Claro que me importa que estés viva, el tiroteo salió en la radio. ¿Qué pasó?”.

“Justo después del almuerzo, Kevin se enloqueció, se encerró en el almacén y empezó a amenazar con suicidarse. Tú sabes por qué”.

“¿Luego qué sucedió?”.

“Después hubo unos 50 disparos y todos pensamos que él estaba muerto, pero salió este espeluznante espantapájaros en su lugar y él salió caminando con sus manos en la cabeza”.

“¿Lo arrestaron?”.

“No sé. ¿Amenazar con suicidarse es un crimen?”.

“Supongo. Y ¿qué hace un tipo como Kevin en la cárcel todo el día? ¿comprar botes por internet?”.

“Kevin está oficialmente desclasificado”.

“¿Desclasificado?”.

“Desclasificado, como yo. Ya no forma parte del sistema y no tiene esperanzas de volver a entrar. No es pobre ni de clase media, ni menos rico. Es un punto en blanco y pasará el resto de sus días comprando desde prisión”.

En ese preciso momento apareció mágicamente Sara número 1, quien se había ido todo el día, pero esta vez con tacones de ramera y un sostén levantador. “Hola Shannon. Oh, hola Kyle”.

“Ummm…”. Kyle estaba anonadado por el look de Sara número 1.

Yo estaba sentada detrás de él y le susurré a Sara las palabras “profanadora de cunas”.

Ella me guiñó el ojo. “Kyle, mi auto no parte, ¿podrías ayudarme?”.

Vergonzoso, simplemente vergonzoso. Ambos se fueron al estacionamiento.

continuará…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo