Ennio Morricone emocionó a un Bicentenario repleto

Más de 12 mil personas llegaron a escuchar al maestro italiano

Por

La de ayer fue una jornada extraña donde no sólo se iban a conjugar dos estilos musicales, sino también dos de sus representantes más notorios.

Ambos con grandes fanaticadas chilenas y un historial de visitas. Y, para más remate, en un escenario improbable: un estadio de fútbol.

Y aunque un aplazamiento de última hora para la que sería la tercera visita de Ennio Morricone a Chile -donde el telonero, el proyecto clásico de Mike Patton, Mondo Cane, terminó insólitamente siendo programado para después del show principal- amenazó con jugarle en contra, el público acudió igual a la cita musical.

A las 20:19 horas acudió a escena el maestro italiano, quien arrancó, con un beatle negro y recibido por tremendos aplausos, acompañado por los 85 miembros de la Orquesta y los cien del coro de la Usach.

Su concierto, dividido en secciones con títulos como “Vida y leyenda” y “La modernidad del mito en el cine de Sergio Leone”, tuvo piezas selectas de sus cientos de soundtracks, arrancando con el tema principal de “Los Intocables” y dándoles espacios destacados a sus temas de “El bueno, el malo y el feo”, y los temas de “La misión”. De ellos incluso hizo un ‘bis’ antes de terminar a las 22 horas en punto, con lo que dio inicio al intermedio antes del show de Mike Patton.

¿La más aplaudida? Su corista, quien se repitió el plato tras venir las dos veces anteriores, y que se lució en el tema más aclamado de todos, “El éxtasis del oro”, habitual en los shows de Metallica.

Al cierre de esta edición, el público del Bicentenario pifiaba la hora de retraso de Mike Patton.

Por: Francisco Ormazábal / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo