Informe evidencia las brechas de pensiones en América Latina

Por

 

La semana recién pasada la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer su informe anual sobre el panorama social de Latinoamérica para el 2013.

Una de sus principales conclusiones fue que la pobreza cada vez retrocede de forma más lenta en la región y que, según sus pronósticos, se terminará el año con 164 millones de personas que viven en situación de pobreza.

Sin embargo, ese no fue el único análisis realizado por la Comisión. En esta oportunidad también se estudió el sistema de pensiones en los países que conforman la zona. “Ha habido un gran avance en la afiliación a los sistemas de pensiones de asalariados, pero seguimos teniendo una brecha muy grande entre asalariados y no asalariados”, sostuvo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcera.

Por el panorama local, el académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la U. Central, Hernán Pape, sostiene que en Chile el porcentaje de personas no asalariadas que cotiza es muy bajo porque “la gente no tiene un trabajo estable y por tanto no hay un pago mensual… por lo que si se quiere cambiar ello, se debe tener mejores trabajos, de mejor calidad y con buenos ingresos”.

Otro motivo es el que entrega Andrés Guerra, gerente general de Previsionarte.cl, quien manifiesta que “existe una tendencia a preferir el consumo presente al consumo futuro… entonces como hay tanta gente que gana poco, le alcanza para cubrir lo que debe pagar y si le dan la posibilidad de no cotizar, lo hará”.

Según Guerra, esto cambiará en 2015 cuando se transforme en obligatorio el cotizar para los independientes.

 

 

Diferencia entre sexos

Otro de los análisis que realiza la Cepal es la brecha existente entre la pensión que reciben las mujeres versus los hombres y que se manifiesta en 14 de los 16 países considerados.

Para el representante de Previsionarte.cl, hay cuatro factores que indicen en ello: las mujeres reciben sueldos más bajos que los hombres, el monto de la pensión se determina por la expectativa de vida y en la mujer es mucho mayor que en los hombres, ellas poseen más lagunas y, por último, deben pensionarse cinco años antes, lo que les quita oportunidad de juntar más dinero.

Por último, el académico de la U. Central detalla que nuestro país está dando pasos agigantados en valorar el trabajo de las mujeres, sin embargo “hoy se discrimina y para un mismo cargo a los varones se les paga un monto mayor”, lo que debería ir cambiando a medida que la sociedad crece y se desarrolla.

 

 

 

 

Beatriz Stange

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo