Instituto Nacional tiene la mitad de postulantes que antes de las movilizaciones

Previo a la revolución estudiantil los candidatos promediaban los 3.500 estudiantes. Este año 1.300 rindieron el examen de admisión

Por Flor Guzmán / Publimetro Crónica

Este año 1.300 alumnos rindieron el examen de admisión al Instituto Nacional, buscando optar a una de las 600 vacantes que tiene el establecimiento para el 2014. De ellos, 574 fueron admitidos  y su proceso de matrícula comenzó ayer y termina hoy.

La cifra de postulantes representa poco más del doble de vacantes, sin embargo, en el 2005 los inscritos ascendían a 2.500, lo que equivale a más de cuatro veces el número de vacantes, según dijo a Publimetro Fernando Pérez, rector de este emblemático liceo.

“Antes de que comenzaran las grandes movilizaciones como la del 2006, cuando se produce el movimiento ‘pingüino’, el promedio era entre 3.500 y 3.200 postulantes cada año, algunos incluso llegaban a 4.000”, explicó el rector.  Las cifras demuestran una baja consecutiva en los últimos años y un estancamiento con el anterior, en que llegaron 1.850 postulaciones.

“Los padres valoran mucho más la continuidad de los servicios educativos, cuando eso se interrumpe se producen problemas bien graves y obviamente comienzan a buscar otras alternativas o aquellos que están en búsqueda de establecimientos pierden interés”, argumentó a Publimetro Ernesto Treviño, director del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales (CPCE).

Sin embargo, el académico aclaró que las movilizaciones no son el único factor que pudo haber afectado el número de postulantes. “Estamos en una sociedad que está envejeciendo, en ese contexto es natural que hace diez años fuera mucho mayor el volumen de postulaciones. Ése es un fenómeno que no sólo afecta a este establecimiento ni a los emblemáticos en general, sino a todos los colegios”, aseguró él.

El rector del Instituto Nacional describió un fenómeno que considera peculiar. “Con las tomas se retiraron varios alumnos. A la primera toma del 2012, que fueron 20 días, muchos apoderados retiraron a sus alumnos, este año también, hubo una toma de 27 días y algunos apoderados retiraron a los estudiantes. Sin embargo, en este semestre muchos apoderados que retiraron a sus alumnos han pedido audiencia con el rector para reincorporarlos. Lo que siento con esto es que los alumnos y los papás valoran el colegio y su prestigio”, enfatizó el rector.

Treviño explicó que efectivamente el prestigio de este establecimiento no es lo que se ve dañado. “En ningún caso (las movilizaciones) tienen que ver  con el prestigio del instituto. El prestigio se mantiene, en lo académico los estudiantes salen del instituto y acceden a las universidades, a sus carreras de preferencia e incluso se transforman en líderes en sus áreas”, puntualizó el académico de la UDP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo