Nueva ley: Si un asegurado miente podría ir a la cárcel

Por

Desde el 1 de diciembre del presente año, cualquier asegurado que engañe u omita información de un siniestro será penado como si hubiera cometido un delito de estafa. Las penas pueden ir desde los 61 días de cárcel hasta los 5 años, dependiendo de la cantidad defraudada.

La ley N°20.667 otorgará resguardos a los asegurados que antes no incluía el Código de Comercio, ente regulador de esta industria hace casi 150 años. Si bien la mayoría de los aspectos de la nueva legislación favorecen al cliente, a partir de diciembre si una persona presenta un siniestro ya sea en automóviles, hogar o personales – y se demuestra que tiene un origen fraudulento-, será penado como un delito de estafa.

Es así como, el Gerente E-Commerce de SeguroSeguro.cl, Rodrigo Muñoz, asegura que “se sancionará a los que maliciosamente obtuvieren para sí, o para un tercero, el pago total o parcialmente indebido de un seguro, sea simulando la existencia de un siniestro, provocándolo intencionalmente, presentándolo ante el asegurador como ocurrido por causas o en circunstancias distintas a las verdaderas, ocultando la causa asegurada o aumentando fraudulentamente las pérdidas efectivamente sufridas”.

Cabe recordar que el liquidador es el ente externo con mirada objetiva que evalúa – junto a sus especialistas – el origen, características y circunstancias del siniestro. Es decir, realiza los peritajes correspondientes e inspecciona los daños para luego elaborar un informe de liquidación de siniestro que posteriormente es analizado por la compañía aseguradora.

 

Las penas que establece el Código Penal para el delito de estafa dependerá del valor o cantidad defraudada (estafada). Así, el artículo 467 señala que: 

 

1.     Si la defraudación excede de 400 UTM la pena podría ser de presidio menor en su grado máximo (de 3 años y 1 día a 5 años) y la multa de 21 a 30 UTM.

2.     Si la defraudación excede de 40 unidades tributarias mensuales la pena podría estar comprendida entre el presidio menor en su grado medio (541 días) a presidio mayor en su grado máximo (5 años) y una multa de 11 a 15 UTM.

3.     Si la defraudación excede de 4 UTM y no pasa de 40 UTM, la pena podría ser de presidio menor en su grado medio (de 541 días a 3 años) con una multa de 6 a 10 UTM.

4.     Si la defraudación excede de 1 UTM y no pasa de 4 UTM, la pena podría ser de presidio menor en su grado mínimo (de 61 días a 540 días) con una multa de 5 UTM.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo