La red social caníbal está en crecimiento y las autoridades no tienen respuestas

Por Kieron Mons
La policía de Desdren entregando detalles del homicidio de Wojciech Stempniewicz.

La policía de Desdren entregando detalles del homicidio de Wojciech Stempniewicz.

El 4 de noviembre, el empresario alemán Wojciech Stempniewicz dejó su natal Hanover y viajó en tren 360 kilómetros hasta Dresden. El hombre, de 59 años, manejaba una exitosa empresa de camiones y estaba comprometido para casarse. A su llegada a Dresden se encontró con un trabajador de la policía, Detlev Guenzel, quien lo apuñaló en el cuello y cortó su cuerpo en pequeños pedazos.

Pero este no fue un solamente un asesinato. La policía rápidamente anunció que tenía sospechas de que parte del cuerpo había sido comido y que Stempniewicz había sido una víctima voluntaria. “El hombre desaparecido había fantaseado desde su juventud con ser matado y comido por otra persona”, reportó el jefe de la policía de Dresden Dieter Kroll.

Pero este tampoco es un incidente aislado. El británico Geoffrey Portway fue arrestado en septiembre por un complot para asesinar y comerse, con accesorios horribles, a un niño. Un oficial de policía de Nueva York está en juicio por tratar de devorarse a su esposa. Las autoridades alemanas estiman que hay cientos de caníbales solamente dentro de sus fronteras. En cada caso, los investigadores descubrieron que los estos habían planeado sus acciones por internet, a través de comunidades dedicadas a este fin con cientos de miembros alrededor del mundo. Publimetro Internacional rastreó algunos de los sitios listados por los fiscales y  es fácilmente encontrar mensajes describiendo planes similares.

“ Por favor envíe más información. Altura/ Peso/ Condición física más cualquier requerimiento de servicios. Fotografías frontales/traseras serían muy útiles. Más la idea de desaparecer sin atención”, publica un usuario con una dirección de correo electrónico. Algunos de los mensajes publicados más populares y preocupantes son los relacionados con la preparación de los ‘alimentos’, ya sea para el plato o la comida. La comunidad tiene su propio argot tal como “cerdo largo” para una víctima masculina.

El sitio web más popular, con más de 55.000 miembros y un millón de vistas mensuales, es manejado por un norteamericano pensionado con el sobrenombre de ‘Perro Loco’. Él describe su red como “el foro caníbal premier”. Stempniewicz y su asesino eran miembros y la lista del ‘Loco’ también incluye al infame Armin Meuwes, el ‘canibal de Rotenburgo’.

El ‘Loco’ es un libertario apasionado quien “defiende el derecho de gritar ‘fuego’ en un cine lleno de gente”, pero cree que los temores son exagerados. “La gran mayoría son fetichistas imaginarios”, comenta a Publimetro Internacional. “Si alguien como Detlev sugiere una reunión en serio otros miembros del grupo están pendientes y lo reportan. Es autovigilancia”.

El dueño estima que el 0.5% de los miembros son caníbales de verdad o activos y él mismo ha denunciado socios con la policía. Algunos sitios están encriptados en la ‘red oscura’, pero ‘Loco’ es feliz prefiere ser abierto, pues cree que el secreto sólo traería más atención.

Él cree que los caníbales activos no pueden operar en secreto, mostrando el caso de Sharon Lopatka, quien fue voluntariamente asesinada por un caníbal en línea en 1996. “Dentro de las primeras 24 horas el FBI ya estaba sacando su cadáver, no había manera de que pudieras huir con él por un período de tiempo”.

Pero el problema está creciendo. La especialista en criminología y canibalismo, doctora Emilia Musumeci de la Universidad de Catania, en Italia, cree que “no es posible tener estadísticas, pero podemos entender la magnitud del fenómeno por el caso Meiwes. Él encontró una víctima por medio de un anuncio en internet que decía: ‘buscando a alguien corpulento entre los 18 y 30 años para ser sacrificado y consumido’. Mucha gente respondió”.   

Musumeci cree que internet ha ayudado a que el canibalismo se difunda, incluyendo la insensibilidad de la gente y hasta llegando a búsquedas extremas de emociones. No hay un típico caníbal, agrega, sin embargo muchos tienen una “sexualidad desviada”.

Las autoridades admiten que no pueden vigilar todas las redes caníbales ya que no puede sentenciar qué es fantasía y qué es realidad. Además, en la mayoría de los países las leyes no son claras en cuando al canibalismo, que puede ser considerado suicidio asistido o profanación de un cadáver. Los usuarios de estos foros conocen todo esto y no tienen miedo.   

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo