Zalaquett aclara deudas en su gestión: "El municipio está más saneado que nunca"

Por

Una auditoría reveló el déficit de $2300 millones en la Corporación de Desarrollo Social. El ex alcalde dice que puede haber desórdenes, pero no “actividades ilegales, ni plata para campañas” y menciona entre los motivos una deuda de arrastre de Jaime Ravinet.

Pablo Zalaquett habla rápido. Pero cuando explica los motivos del déficit de $2300 millones en la Corporación de Desarrollo Social de Santiago (CORDESAN) lo hace lento y con calma. Parte por resumir los números. “Cuando recibí la municipalidad los ingresos de la Cordesan eran de $5000 millones y la deuda un poco más de 400. Cuando la entrego, los ingresos de la Cordesan eran de 7500 millones más de un 40% y la deuda de 2300 millones”, dice a Publimetro recalcando que esta corporación es sólo una parte de la municipalidad “El municipio está totalmente saneado” asegura.
 

Y explica la deuda que según la auditoria se debe a “pago doble de sueldos y excesivo gasto sin control”. Zalaquett dice que fue todo para mejor “Para hacer mas eficiente el actuar municipal le di más atribuciones, responsabilidades y por lo tanto costos a la Cordesan dado que es un corporación de Derecho privado que te permite actuar de manera más ágil y más eficiente en algunas tareas”.
Una de esas áreas fue limpieza. Por miedo a la inamovilidad de los funcionarios municipales por via de la Cordesan pagó más barrenderos y máquinas para asear calles y camiones de emergencia. “Eso ya era un costo adicional de mil millones” explica.
La otra área fue seguridad. Con dineros de la Cordesan y aportes privados impulsó el plan para apaciguar el barrio universitario. “Nadie quiso hacerlo con el municipio, saben que no es eficiente si no puedes mover a los funcionarios” afirma.
A estas dos áreas se sumaba una deuda de arrastre de “Jaime Ravinet, que hipotecó las dos propiedades de la corporación para recaudar fondos. Eso era una cuota de 1200 millones al año, lo que nos obligaba a recurrir a un factoring a fines de cada año”, dice asegurnado que esas hipotecas están por terminar.
 

Por último en relación a los sobresueldos reconoce que tuvo que hacerlo para pagar profesionales de calidad “que me permitieran ganar proyectos como la remodelación del parque Forestal y el Parque Ohiggins”, dice y concluye tajante que “no hay nada ilegal, ni platas de campaña nada, yo no nunca he vivido de la política” asegura.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo