Electores se fueron de compras a Meiggs mientras vocales esperan en locales

Por

Mientras electores se dirigían a votar en colegios del país, otros simultáneamente, y en buena cantidad, se fueron temprano al Barrio Meiggs y a Patronato, a comprar regalos para la Navidad.

Fue el lado “B” de esta jornada, en que muchos cumplieron con el derecho cívico, pero otros optaron por hacer cosas diferentes y no habrían ido a sufragar, en virtud de que a partir de este año votar no es obligatorio, sino voluntario.

Igualmente, debido a que las temperaturas, según Meteorología, alcanzarán este domingo, entre 32 y 35 grados en la zona central del país, muchas personas concurrieron a la piscina, entre éstas la Antilén, en el Cerro San Cristóbal, que estuvo abierta desde las 10 de la mañana.

“Han venido muchas personas a la piscina, tanto como cualquier fin de semana. Puede deberse tanta gente que hay porque la piscina Tupahue, que también está en el cerro, estuvo cerrada hoy”, expresó uno de los encargados en la Antilén. 

Cerca de las 14 horas, los comedores del Mercado Central se encontraban con bastante público junto a los habituales turistas extranjeros que llegan a ese lugar.

De los que almorzaban en ese tradicional recinto, algunos dijeron que fueron temprano a votar, pero que se encontraron en los mismos sitios con muchos menos electores que en la primera vuelta presidencial, el 17 de noviembre pasado.

Algunos vocales de mesas en el Estadio Nacional, pasadas las 14 horas del domingo, estimaban entre un 20% y un 30% menos de votantes que la vez anterior.

En definitiva, cuando concluya el recuento de votos al término de la jornada se sabrá oficialmente cuántas personas fueron a votar, y cuánta abstención que generalmente ocurre con las segundas vueltas, según experiencias de países que tienen hace tiempo el voto voluntario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo