Columna de Vardoc: "The Legend of Zelda: A Link Between Worlds”

Por Vardoc

Para los seguidores de la saga Zelda, nuevos títulos siempre son una alegría y esperamos que entrega tras entrega nos deslumbren. Hoy podemos disfrutar de “A Link Between Worlds”, la continuación de la serie iniciada en Super Nintendo, hace unos 20 años. El juego está para la plataforma 3DS y apuesta por una jugabilidad clásica, pero mejorada.

Hace 25 años desde que “Legend Of Zelda” está en nuestra memoria y hoy podemos continuar disfrutando de ella. Su nueva entrega trata de traernos todo lo que nos hacía amar el juego en sus inicios y que, a pesar de jugar en una consola moderna, el juego sigue teniendo la misma jugabilidad que años atrás: un control directo sobre Link, el uso de botones, además de una perspectiva cenital. Hoy “A Link Between Worlds” homenajea o continúa a “A Link To The Past” de 1991 utilizando el mismo mundo.

A poco de iniciar la nueva aventura conocemos a un simpático vendedor que instala su negocio en casa de Link, su nombre es Ravion, y agradecido de nuestra gentil ayuda nos regala un brazalete el cual será muy importante dentro de la historia. Tras lo anterior, nuestro amigo Ravion ya no será tan generoso con nosotros y para que nos preste el resto de las armas u objetos: arcos, bombas, gancho, etc. deberemos desembolsar grandes cantidades de rupias. Por lo que si tenemos mucho dinero podemos tener todas las armas y herramientas desde un inicio del juego, aunque si nos llegaran a aniquilar las perderemos y debemos alquilarlas otra vez, ¿todo un negocio no?

En este nuevo juego somos la encarnación de Link del mismo “A Link To The Past”, seis generaciones del de la original. Por lo que los escenarios serán los mismos, tales como el Mundo Oscuro y una nueva versión de Hyrule. Aunque evidentemente hay un progreso gráfico entre ambos juegos, las mazmorras son totalmente nuevas y el 3D es una característica que en este título funciona y lo hace bien.

Varios objetos regresan en “A Link Between Worlds”como las flechas, nuestro cetro de fuego que es capaz de crear una tormenta, nuestra barra de magia y sobre todo nuestra capacidad de entrar por las paredes convirtiéndonos en un dibujo, habilidad que nos permitirá pasar entre el Mundo de la Luz y el Mundo de las Oscuridad con mayor facilidad.

Esta nueva entrega es bastante sencilla, no más de 13 horas si eres un jugador habitual, y el que lo sea no le resta valor, sigue siendo un juego divertido: tratar de encontrar los coleccionables y secretos por Hyrule y Lorule, más los cientos de minijuegos hacen que “A Link Between Worlds” sea un título a la altura de sus antecesores.

Lo que sí me ha parecido rescatable es que “A Link Between Worlds” ha sido uno de los  pocos juegos para 3DS que aprovecha en un ciento por ciento el uso de tan buen 3D estereoscópico. Es un Zelda que gracias a que utiliza mucho la verticalidad y las diferentes alturas se puede apreciar de mejor forma el 3D activado. En banda sonora tampoco queda atrás y nos reencanta con un soundtrack completo de temas clásicos de ALTTP, pero en versión de orquesta, sonando mejor que nunca.

“The Legend of Zelda: A Link BetweenWorlds” es una de las mejores entregas de este año. Aún me falta ver más del juego, de hecho lo pude adquirir gracias a que antes un amigo me lo prestó, así que terminando Pokémon me dedicaré ciento por ciento a esta nueva entrega de Zelda. 

 
Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo