Este jueves parte nuevo reglamento que impide cambios unilaterales en contratos financieros

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir del jueves 19 de diciembre, fecha en que será publicado en el Diario Oficial, entrará en vigencia el reglamento sobre manifestación expresa de la aceptación del consumidor en contratos de adhesión de productos y servicios financieros.

 

¿Qué quiere decir esto? A partir de dicha fecha, este tipo de acuerdos no podrán ser modificados sin el permiso y el consentimiento expreso de los clientes y si no se ha sido entregado la información de las modificaciones que se proponen, lo que deberá hacerse usando medios seguros y verificables.

 

Así lo informó hoy el Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Félix De Vicente, quien destacó que “es importante la existencia de reglas claras que entreguen la necesaria confianza y certeza jurídica que debe existir en la industria financiera”.

 

Entre los aspectos más destacados de esta normativa se encuentra el establecimiento de un listado de medios tecnológicos o formas de comunicación a distancia, para que los consumidores puedan otorgar su aceptación expresa, en forma optativa a la contratación presencial.

 

Estos medios tecnológicos son:

 

  • páginas web o sitios web electrónicos de los proveedores
  • correos electrónicos
  • comunicaciones telefónicas con mecanismo de grabación
  • mensajes de texto
  • dispositivos de autentificación biométrica
  • cajeros automáticos
  • terminales de venta electrónicos y cualquier otra forma de firma electrónica.

 

 

Para que el empleo de dichos medios sea válido, éstos deben permitir reconocer y verificar en forma previa la identidad del consumidor y que este último otorgue su aceptación tras haber conocido la oferta. Asimismo, el proveedor debe permitir al consumidor almacenar o imprimir una copia del contrato en forma previa a la aceptación de la oferta, además de enviarle posteriormente una copia del contrato perfeccionado.

 

Otro punto clave dice relación con las especificaciones mínimas que deben contener las propuestas de modificación de los proveedores, ya que “se exige que además de señalar el contenido de la misma y el plazo en que entrarán a regir en caso de ser aceptadas expresamente por el consumidor, cumplan cabalmente con las disposiciones de la Ley del Consumidor, y por tanto, no pueden contener cláusulas abusivas”, aseguró el secretario de Estado.

 

Solo en caso que las propuestas de modificación cumplan tales exigencias y sean rechazadas expresamente por el consumidor o éste no se pronuncie dentro del plazo fijado, que no puede ser inferior a 30 días hábiles desde la comunicación, darán derecho a cualquiera de las partes para poner término a los contratos de duración indefinida.

 

Mientras que en caso que el proveedor ejerza esta última facultad, no se podrán generar cobros por término al consumidor y dicha finalización solo podrá hacerse efectiva en un plazo no inferior a 60 días hábiles desde el correspondiente aviso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo