¿Cómo saber si eres un comprador compulsivo de regalos navideños?

Por

 

Locura colectiva se vive por estos días en centros comerciales, outlets y puntos de venta característicos de Santiago a causa de la Navidad. Pero no se trata de un fenómeno reciente, ya que todos los años se vive la misma situación.

Pero hoy el tema es otro… de todos los regalos que se compran, ¿cuántos son necesarios y cuántos sólo por comprar?

“Hay que hacer una diferencia entre la compra compulsiva como un trastorno donde uno no se puede controlar: compramos cosas que no necesitamos y eso lleva a un endeudamiento y comprar regalos por compromiso”, explica la coordinadora académica de la Universidad del Pacífico, Leire Cosgaya.

La académica sostiene que la locura por comprar regalos en esta época es un tema cultural, “de que el cariño se compre con regalos, que los hijos tengan los mismos regalos de sus compañeros de curso, etc”. Sin embargo, también explica que en víspera de Nochebuena “hay una tendencia a comprar más, pero a comprar porque hay que cumplir con cosas más normativas”.

 

 

Tips

El programa Consumo Inteligente de MasterCard entrega recomendaciones para evitar este tipo de situaciones en fechas como ésta.

Primero, procura salir de tu casa sabiendo exactamente qué comprarás y cuánto vas a gastar. Apégate al plan. En relación a lo anterior, define siempre un valor máximo para cada regalo.

En cuanto al crédito, utilízalo con responsabilidad, sólo así tendrás la seguridad de no estar comprometiendo tu salud financiera. Es importante no comprometer con deudas más del 30% de tus ingresos.

 

 

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito se deben usar con criterio. Al usarlas tendrás la oportunidad de dividir tus compras de manera simple y rápida, y gozar de mayor seguridad al momento de hacer la transacción.

 

Evita muchas cuotas, ya que la suma de todos los gastos puede ocasionar un gran susto a la hora de pagar.

 

Desde BCI, aconsejan considerar que el pago mínimo de la tarjeta de crédito no permite amortizar o disminuir el monto total del capital prestado. Por ello es recomendable, si no puedes solventar el total facturado, pagar el doble del mínimo requerido en el estado de cuenta para que la deuda disminuya realmente.

Por último, cabe recordar que pedir avances tiene asociado cobros de la institución financiera que las emite, como cobros por mantención, intereses y más.

 

¿Quieres saber si eres un comprador compulsivo? Realiza el siguiente test AQUÍ.

 

 

 

Beatriz Stange.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo