Caso Zamudio: Rechazan recurso de amparo y condenados deberán cumplir penas que llegan a presidio perpetuo

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió los argumentos de la Fiscalía y descartó tesis de la defensa que afirmaba que resolución del tribunal oral tenía vicios. Ahora los cuatro condenados deberán cumplir penas que van de los 7 años al presidio perpetuo.

Por Fñiscalía Norte

Presidio perpetuo calificado deberá cumplir el principal acusado por la Fiscalía Centro Norte por el homicidio de Daniel Zamudio, luego que la Corte de Apelaciones de Santiago rechazara de forma unánime el recurso de nulidad interpuesto por la defensa de los sentenciados, a través del cual pretendía dejar sin efecto la sentencia condenatoria de primera instancia.

Al rechazar el recurso, la Corte ratifica la condena por homicidio calificado que obtuvo la Fiscalía Centro Norte en contra de Patricio Ahumada, condenado a cadena perpetua. De Alejandro Ángulo Tapia y Raúl López, sentenciados a la pena de 15 años de cárcel y la de Fabián Mora Mora, condenado a 7 años. Todos ellos fueron sentenciados el 28 de octubre por el homicidio del joven, quien falleció el 27 de marzo de 2012, tras permanecer internado en la Posta Central durante semanas producto de una brutal golpiza que los cuatro acusados le  propinaron en el Parque San Borja.
 
Rechazan anular fallo
 
Al rechazar el recurso presentado por los abogados de los condenados, la Corte de Apelaciones estableció que no existen vicios de ningún tipo en la sentencia condenatoria de primera instancia, acogiendo así la postura de la Fiscalía Centro Norte que encabezó esta investigación.
 
Golpiza brutal 
 
Durante el juicio oral, que comenzó el pasado 23 de septiembre, los fiscales Ernesto Vásquez y Alejandro Sánchez presentaron un conjunto de testigos, peritos y prueba material para acreditar que los cuatro imputados -actuando voluntaria y conjuntamente, se aprovecharon de la imposibilidad de defensa de Daniel Zamudio y lo agredieron reiteradamente, aprovechándose de su situación de indefensión.
De acuerdo con la investigación de la Fiscalía Centro Norte, Daniel Zamudio sufrió zamarreos, golpes de pie, puño y con objetos contundentes, en diversas partes de su cuerpo, especialmente en su cabeza, tronco y extremidades.
 
Lesiones mortales 
 
A raíz de la agresión, Daniel Zamudio resultó con gravísimas lesiones, las que se complicaron aún más por no recibir asistencia médica de inmediato. Entre las lesiones que sufrió destaca un traumatismo cráneo encefálico Grave con hemorragia, una fractura expuesta de la tibia y peroné derecha de carácter grave,  múltiples lesiones corto-contusas y contusas en región facial, tórax y extremidades y quemaduras por cigarrillos.
 
El 27 de marzo de 2012, Daniel Zamudio falleció al interior de la Posta Central producto del traumatismo cráneo encefálico que sufrió, consistente en un daño axonal difuso -necesariamente mortal- consecuencia directa de la golpiza que le dieron los imputados Ahumada, Angulo, López y Mora. Precisamente, esta pérdida de conexión de los axones fue lo que desencadenó en su muerte.
 
De hecho, la gravedad de las lesiones, con que Zamudio ingresó al centro asistencial y que finalmente provocaron su muerte, fueron las que llevaron a la Fiscalía Centro Norte a solicitar que sean condenados por homicidio calificado.
 
Con ello, La Fiscalía Centro Norte logró desvirtuar la tesis de la defensa, que sostuvo que la muerte de Daniel Zamudio se habría producido por un conjunto de infecciones y un evento convulsivo que sufrió durante la hospitalización.
 
Caso emblemático 
 
La gravedad del caso que afectó a Daniel, generó una profunda preocupación en nuestra sociedad por los casos de discriminación. Esta inquietud derivó en la dictación de una ley destinada a instaurar un mecanismo judicial que permita restablecer eficazmente el imperio del derecho toda vez que se cometa un acto de discriminación arbitraria.
 
Esta normativa especial, por ser posterior al asesinato de Daniel Zamudio, no podrá ser aplicada en este caso. Hasta el momento, la denominada Ley Zamudio no ha sido aplicada en materia penal, sino sólo en el ámbito civil.
 
Esta Ley establece como discriminación arbitraria “toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, y que cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política de la República o en los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, en particular cuando se funden en motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política, la religión o creencia, la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia personal y la enfermedad o discapacidad”. 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo