Prepara tu auto para que tu año nuevo sea espectacular

Revisar los neumáticos, el estado del motor y el sistema de frenos son aspectos esenciales al momento de decidir viajar en vehículo para la celebración de Año Nuevo.

Por

Cerca de 125 mil vehículos saldrán de la capital durante el martes 31 de diciembre, de acuerdo a las estimaciones del ministerio de Obras Públicas y Carabineros. Ante esta alta cifra, se hace indispensable tomar las precauciones necesarias para tener el automóvil en óptimas condiciones, evitar accidentes y prepararse ante emergencias que se pudieran presentar en el camino.
Carlos Casella, gerente de servicios Chevrolet de Salinas y Fabres, entrega consejos  que se deben tener en cuenta al momento de revisar su vehículo para emprender un viaje seguro.
Pastillas de freno: En promedio, las pastillas se reemplazan cada 20.000 Km. y deben ser revisadas cada 10.000 Km. Normalmente el primer aviso de alguna anomalía se percibe como un ruido leve cada vez que pisamos el pedal de freno y que a medida que pasa el tiempo va en aumento.
Líquido de freno: Casi todos los vehículos modernos poseen un sensor de nivel que enciende una luz de advertencia en el tablero, siendo señal que debemos revisarlo. La ausencia de éste líquido no permitirá frenar el vehículo, por lo que es muy importante chequear su nivel en forma periódica y cambiar al menos cada dos años o cada 30.000 Km.
Neumáticos: Tenerlos en buen estado garantiza un buen agarre a la carretera y aumentan la seguridad del vehículo. Deben estar a la presión correcta  y no presentar daños en sus flancos y banda de rodado. Además, se debe considerar que los neumáticos también tienen fecha de vencimiento de 6 años, dependiendo del fabricante. Recuerde llevar la llanta de repuesto en buen estado.
Tubos de escape: Es importante revisarlos al menos una vez al año, para determinar que no han sido dañados por golpes o corrosión. Fugas cercanas al motor pudiesen ingresar al habitáculo del vehículo ocasionando daños a la salud. Si hay cambios en el nivel de ruido al acelerar el motor, debemos estar alerta.
Refrigeración: Primero se recomienda revisar el nivel de refrigerante del depósito que se encuentra en el compartimento de motor, verificando que esté a la altura que indica el recipiente. En segundo lugar, poner atención a fugas y filtraciones del sistema, inspeccionando mangueras, radiador, cañerías y todos los elementos que estén a la vista. En caso de falta de líquido, se debe adicionar refrigerante y en caso de no disponer de este, agua destilada. Jamás agregar agua de la llave, pues esta causara daños al motor.
Batería: La gran mayoría de éstas tiene una vida útil de un año y medio a dos años. Como recomendaciones, se deben revisar que las conexiones estén limpias y debidamente aseguradas. La batería debe estar firme con respecto a su base.
Luces: Se recomienda encenderlas en su totalidad y verificar su funcionamiento, y contemplar las de freno, accionando el respectivo pedal de freno y las de viraje, que son las mismas de emergencia en caso de detención en carretera. En los focos principales, verificar que funciona las latas y bajas, y que estén alineadas para que no molesten a los conductores contrarios. No olvidar revisar las luces del tablero  e interiores del habitáculo y maleta si se dispone.
Combustible: Siempre llenar el estanque es una buena recomendación, con el tipo de octanaje indicado por el fabricante. Efectuar de acuerdo a pauta, reemplazo del filtro de combustible, que asegurara que no ingrese contaminación a los componentes, y que la combustión del motor sea eficiente.
Amortiguadores: Se recomienda revisar cada 10.000 Km. en servicios técnicos de la marca. En estas inspecciones se verificaran que sus extremos estén debidamente sujetos y que sus bujes de goma no presenten daños. Asimismo, se chequearán posibles pérdidas de  líquido, que son clara señal de perdida por lo sellos interiores, lo cual hará que vaya perdiendo eficiencia, tendencia a oscilar la carrocería frente a desniveles del camino y finalmente a sentir un zapateo en alguna de las ruedas, cuando el amortiguador ya no está trabajando, lo que terminara por generar daños en los respectivos neumáticos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo