Caso Martín Larraín: Médico forense que practicó autopsia falsa queda con arraigo nacional

Por

Con arraigo nacional y formalizado por el delito de falsificación de instrumento público quedó el médico forense Mario Peña y Lillo, quien realizó la primera autopsia al cadáver de Hernán Canales luego que el trabajador fuera arrollado en Curanipe, Región del Maule, por un jeep Toyota que manejaba Martín Larraín.

El fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme, encabezó la audiencia de formalización de cargos contra el profesional.

El forense quedó sujeto a la medida cautelar de arraigo nacional durante el curso de la investigación, a la que no se le fijaron plazos.

El accidente, que le costó la vida a Canales, ocurrió la madrugada del 18 de septiembre pasado. Las indagaciones han causado polémicas y discrepancias. El autor del atropello es hijo del senador Carlos Larraín, quien es presidente de Renovación Nacional.

A solicitud de la familia, el cuerpo de la víctima fue exhumado para la realización de una segunda autopsia instancia en la que se detectaron anomalías que respaldan el presente trámite judicial, y por la cual se ordenó la apertura de una investigación paralela al atropello.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo