Columna de Juan Manuel Astorga: "Así se viene el 2014"

Por Juan Manuel Astorga: Conductor y Editor de Radio Duna

Si el 2013 fue un año marcado electoralmente, este 2014 se anticipa como uno de los más políticos del último tiempo. Con una Alianza por Chile que no logró revalidar en las urnas un nuevo período en el Gobierno y una concertación ampliada hacia la izquierda, las redefiniciones ideológicas podrían estar a la vuelta de la esquina. Lo primero que marcará este nuevo año será la designación del gabinete con el que debutará el nuevo Gobierno de Michelle Bachelet. Al menos dos aspectos llamarán la atención: quiénes ocuparán las carteras que se avizoran como más conflictivas -Interior y Educación, que tendrán que contener muy probables nuevas movilizaciones estudiantiles en demanda de cambios ahora ya – y si algún miembro del Partido Comunista se sumará a las filas ministeriales. Adicionalmente habrá que ver si Bachelet apuesta por caras nuevas y refresca el ambiente, o se inclina por la experiencia y confianza que le puedan generar figuras históricas de la centroizquierda que no llegaron al Parlamento, como Camilo Escalona o Soledad Alvear. 

En la centroderecha, este 2014 será un año de transformaciones obligadas. Carlos Larraín ya anunció que dejará la presidencia de Renovación Nacional y quien quiera que sea el que busque sucederlo en esa testera, seguramente estará pensando en postularse a las próximas presidenciales. Aún no se despejan las dudas ante posibles nuevas renuncias de militantes y, adicional a ello, el Presidente Sebastián Piñera, ya confirmó que no volverá al partido y que formará su propio movimiento. También habrá Consejo General en la UDI, cuya directiva tendrá que explicar en detalle cómo llegó a permitir que tuvieran tres candidatos presidenciales y que, al final, quedaran en el piso de la votación histórica que obtiene este sector. El rol que jueguen durante el año movimientos como Evópoli y Horizontal, podría ser determinante para proyectar si habrá una separación entre la derecha conservadora y la liberal.

El 2014 tiene a la vuelta de la esquina el fallo del Tribunal de La Haya sobre la demanda fronteriza peruana, que se conocerá el próximo 27 de enero, y que marcará un punto de quiebre en la relación entre ambos países. Si es desfavorable a Chile, el desafío no sólo será saber administrar el nuevo escenario con nuestro vecino, sino que contener la eventual molestia interna que pueda desencadenar en un sector de la población.

La reacción chilena será seguida con especial interés por Bolivia, que ya reclamó ante el mismo tribunal una salida soberana al mar. Y también por el resto de la comunidad internacional, dado que Chile participa durante todo este año en la misión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La entidad tiene como responsabilidad primordial el mantenimiento de la paz y seguridad internacional.

Precisamente varios hechos mundiales heredados del año anterior podrían tener consecuencias durante los siguientes meses. Países como Irán, Siria, Egipto, Palestina e Israel tienen focos de conflicto abiertos. El derrocamiento de Mohammed Morsi en Egipto y la tragedia que se ha vivido en Siria seguirá marcando la atención internacional. Lo propio harán las negociaciones sobre el programa nuclear que el gobierno iraní lleva adelante. A mediados de este año, deberían concluir las conversaciones entre palestinos e israelíes, que comenzaron en julio pasado. Como elemento adicional de conflicto, el Medio Oriente está viendo amenazada como nunca antes su importancia a nivel global luego del anuncio por parte de Estados Unidos, hace algunas semanas, de que se encamina a lograr su independencia energética, gracias a la gran cantidad de hidrocarburos que se están explotando en Texas y Dakota del Norte, descubiertos recientemente. Esto relativizará sin duda el valor que el propio EEUU le da a los países del Medio Oriente y resulta también una muy mala noticia para Venezuela, cuyo principal comprador de petróleo es, precisamente, Estados Unidos.

Si bien las proyecciones auguran un mayor crecimiento económico en el mundo este 2014, mucho de ello dependerá de lo que ocurra con la continuidad del estímulo monetario de Estados Unidos. La eurozona apuesta por crecer un 1%, más que la contracción del 0,4% que tuvo el 2013, pero hay más dudas que certezas sobre su real recuperación. Alemania, el principal motor de la economía en el bloque europeo, tuvo un magro desempeño durante el año anterior y no quiere volver a repetir el mal momento a costa de terceros. En esos países vuelve a rondar el miedo a una deflación y a que el desempleo, que promedia más del 10% y en España y Grecia es del 25%, no pueda reducirse. 
China será otro protagonista este año. Quedaron atrás los días en que el gigante asiático crecía a niveles del 10% y si se sigue proyectando una desaceleración económica, uno de los principales afectados será Chile, cuyo principal producto exportador, el cobre, tiene a Beijing como comprador número uno.
 
El papa Francisco se jugará este año sus principales cartas. Asentado ya en el poder Vaticano, con una imagen que le valió ser reconocido como el hombre del año en el mundo y con promesas de nuevos vientos al interior de la Iglesia Católica, ahora es cuando deberá comenzar a materializarlas. 
Volviendo a Chile, las miradas de nuestros compatriotas se dirigirán a Brasil, sede del Mundial de fútbol y donde la “Roja” se esforzará por mejorar cualquier rendimiento en anteriores Copas del Mundo. En el plano local, este 2014 veremos a O’Higgins iniciar el nuevo torneo de clausura este viernes y debutando en la Libertadores. Universidad de Chile y Colo Colo estrenarán estrategias para mejorar los deficientes rendimientos del 2013 y, en el futbol internacional, por fin se conocerá en mayo quien alzará la copa de la Premier. Hasta el momento Arsenal, Manchester City, Chelsea, Everton y Liverpool son los equipos que corren con mayor ventaja. El Rally Dakar estrena nuevo recorrido y los Juegos Olímpicos de invierno serán una dura prueba para Rusia, tras la seguidilla de atentados que han dejado más de 30 muertos.
 
Así se viene el 2014. Un año que para los chilenos tendrá 11 días feriados, uno menos que en 2013. Claro que la actualidad no respeta festivos ni descansos, por lo que muchos otros eventos inesperados seguirán ocupando estas páginas en nuestras próximas columnas. 
 
Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo