Precios inalcanzables en venta liberada de autos en Cuba

Este viernes pasado se acabó la prohibición de la venta liberada de autos por orden del presidente cubano, Raúl Castro, la cual tenía una vigencia de cincuenta años.

Por

La venta de autos  sorprendió a los cubanos durante esta última jornada. Pero no tanto por permitir el comercio de estos autos, sino que por los altísimos precios de estos. Por ejemplo, un Peugeot 4008 nuevo costó 239.250 dólares en la comercializadora estatal SASA de La Habana, sin embargo, el fabricante  francés lo tiene en sus catálogos de Europa desde unos 46.000  dólares.

“Yo pensaba comprar un auto, pero no me alcanza. Tenía más o menos 20.000” dólares, dijo Dorian López, un ciudadano cubano que no podía creer los precios que había en el listado.

“Con esto ya no puedo comprar ni soñar”, dijo el músico Alfred Thompson, demostrando impotencia por no poder comprar un automóvil. Un decreto publicado el martes pasado anticipó que los automóviles tendrían impuestos y otros recargos, que elevarían el precio en un 50%.

Los autos usados también fueron puestos a la venta, pero tampoco estaban baratos. En la estatal Corporación Cimex: un Hyundai Sonata de 2010 en 60.000 dólares y  un Volkswagen Passat de 2010 en 67.500 dólares.

El 19 de diciembre se ordenó que eliminaran la prohibición, la cual tenía el fin de aumentar y rejuvenecer el  parque automotor de Cuba, repleto de autos estadounidenses de los 50′ y los antiguos Lada de la era soviética. En Cuba no  hay fábricas de vehículos.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo