En Villarrica se produce el té verde orgánico más austral del mundo

Por

A nivel nacional, sólo se importa té como materia prima a granel y también envasado en bolsitas, pero gran parte es de origen asiático. Por eso, esta empresa se propuso cultivar y propagar un té verde orgánico con valor agregado.

 

Con el objetivo de conocer la primera planta que cultiva y elabora el té verde orgánico más austral del mundo, el director de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), Fernando Bas, junto al Seremi de Agricultura, Odín Vallejos, visitaron la empresa Salus Chile de la Región de La Araucanía.

Alto contenido de antioxidantes y bajo nivel de cafeína es lo que destaca a este producto, lo cual lo convierte en una infusión más saludable en comparación con los demás. Además, llama la atención su color amarillo, aroma intenso y gusto levemente amargo.

Son 2 mil plantas adultas las que permiten una producción de 20 mil cajitas anuales con un contenido de 20 bolsitas cada una.

La iniciativa, en la que también participa el laboratorio Green Vitro, tiene un costo total de $166.463.207, de los cuales FIA aporta el 65,7%.

Al respecto el director de FIA, Fernando Bas, indicó que este emprendimiento “es una aplicación de la innovación, al poder diversificar la oferta productiva nacional, ya que se está cultivando un producto que no existía en este territorio”.

Este té verde orgánico se está comercializando a nivel nacional desde Arica hasta Punta Arenas, incluyendo Isla de Pascua, en tiendas de productos naturales y farmacias independientes, mientras que en el plano internacional “se está explorando Alemania ya que se hicieron los contactos comerciales y se está esperando un mayor volumen de producción para abastecer ese mercado orgánico”, agregó el gerente general de Salus Chile, Peter Brunner.

Uno de los puntos críticos del proyecto fue el tratamiento especial que debía tener la materia prima. En este aspecto, ya se está trabajando con la línea piloto de producción, “la cual se ha ampliado y modificado durante la ejecución del proyecto con FIA, logrando obtener un producto final de muy buena calidad”, indicó Brunner.

Por su parte, el seremi de agricultura, Odín Vallejos, indicó que “esta propuesta nos posiciona como una región diversa en lo productivo y competitiva en el mercado nacional e internacional, lo cual denota el éxito de una buena innovación”.

A nivel internacional, el té verde se vende a un valor equivalente a entre $5.000 y $6.000 por kilo, por sus propiedades orgánicas y calidad sensorial. En tanto, a nivel agronómico, la propuesta tiene por objetivo establecer e implementar los procedimientos para un manejo comercial del cultivo de té para optimizar el rendimiento y calidad de la materia prima. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo