Andrés Velasco y los nuevos movimientos de derecha: “Vemos mucho travestismo político”

Por Por Felipe Saleh /PUBLIMETRO

¿Por qué los movimientos de derecha lo mencionan cuando quieren graficar la renovación  de sus  ideas?

Hoy vemos mucho travestismo político, que es el acto de vestirse con ropas de otros para ocultar la identidad propia. En materia de ideas y principios, en Fuerza Pública (FP) no tenemos mucho que ver con Evópoli. Ellos apoyaron y fueron rostros de la candidatura de Evelyn Matthei, que en muchos aspectos está en las antípodas de lo que yo creo: conservadora, opositora a casi todo tipo de reformas que mejoren los mercados y sin ningún interés en reformar la política en dos aspectos básicos: transparencia en el financiamiento y fin al binominal. Lo que trata de parecer una derecha moderna hasta el momento no ha sido más que conservadurismo semidisfrazado.
 Con respecto a Amplitud, nadie puede sorprenderse de  que existan dirigentes incómodos con la conducción autoritaria e hiperconservadora de Carlos Larraín, y que eso lleve a renuncias. La próxima estrofa de la canción es la que está menos clara. Una cosa es decir que quieren fortalecer el componente liberal de la derecha y otra cosa es hacerlo.

Francisco Vidal dijo que Fuerza Pública no tenía nada que ver con la Nueva Mayoría. ¿Qué responde a esa afirmación?

-La política de la descalificación, de andar tirando líneas arbitrarias y excluyendo personas es precisamente lo que nosotros queremos combatir. La Nueva Mayoría es un pacto entre partidos y es natural que así lo sea. Fuerza Pública es un movimiento. Por lo mismo son entidades de naturaleza distinta. Compartimos  fines como por ejemplo las reformas políticas, la defensa y profundización de las libertades públicas y la lucha contra los abusos en los mercados. En lo personal, soy parte de una cultura de centroizquierda que espera que el gobierno entrante pueda compatibilizar las necesidades de reforma, con una política seria, moderna y responsable.
 

La gratuidad universal en Educación ciertamente los diferencia. ¿En qué otras materias tienen diferencias? ¿Dónde convergen?

-Compartimos la urgencia de realizar ciertas reformas, salvo la UDI que se ha opuesto sistemáticamente a todas. Es necesaria mayor inclusión y calidad en el sistema de educación, aumentar la recaudación tributaria de modo de poder financiar cambios de modo sano y sustentable y sobre todo tener nuevas reglas políticas e institucionales. El verdadero punto es la calidad de dichas reformas. Ahí va a estar la discusión.

¿Cúal es el sello de los adherentes a Fuerza Pública? Si la dicotomía izquierda derecha está agotada ¿Como definiría el “ethos” que tienen en común?

Nuestro propósito común es trabajar por una mejor democracia: ese es el método que tenemos para alcanzar los cambios en los asuntos que afectan la vida cotidiana de las personas —trabajo, no discriminación, educación, salud, urbanismo y ciudades, por mencionar unos pocos. Nos identificamos con la modernidad y estamos orgullosos del país que hemos construido. Pero creemos profundamente en la necesidad de seguir avanzando. Nuestra acción se inspira en el equilibrio entre libertad individual y colaboración, la autonomía y la cohesión social. Creemos en el valor del emprendimiento y el mérito. Creemos en  la importancia de aumentar la inclusión en el país y mejorar el capital social de todos los chilenos. Buscamos avanzar hacia a una sociedad que aumente los espacios de libertad individual y respete la autonomía persona

¿Se han incorporado a Fuerza Pública simpatizantes de la Alianza?
 

En marzo lanzaremos un Consejo Amplio con integrantes del mundo político, económico y social. Gente independiente y gente de partidos. Tenemos más de mil inscritos ya y a diciembre esperamos haber ayudado a articular y movilizar a estos adherentes y muchos más. Vamos a participar en los debates del día y planeamos presentar proyectos específicos de reforma en financiamiento electoral, reforma al binominal y control de la actividad parlamentaria. Además armaremos un taller de liderazgo en buenas prácticas a nivel nacional que ojala termine en que muchos de ahí sean líderes que quieran entrar de lleno a la actividad política. Nuestra idea es que estos líderes encabecen el debate sobre los temas que marcaran la agenda del futuro: libertades individuales, buenas prácticas y reforma de la política.

 ¿Fuerza Pública aspira a tener un candidato presidencial? ¿aspira a competir nuevamente por La Moneda?

Es evidente que FP en parte nace de un diagnóstico común que muchos compartimos en la campaña a las primarias. Pero por lo mismo su objetivo no puede ni debe ser soporte de una candidatura en particular: atentaría contra su misma esencia, que es revertir las malas prácticas. Como movimiento tiene la finalidad de reformar la política, promover las libertades públicas y las buenas prácticas, e invitar a nuevas personas a ser parte de una nueva política. Ahora, en democracia los cambios se hacen compitiendo en elecciones. Por eso queremos desarrollar nuevos liderazgos y no descartamos para nada llevar en el futuro candidatos a distintos cargos de elección popular.  

¿Aceptaría la invitación a formar parte del gobierno de Bachelet?

No es bueno declinar o aceptar ofrecimientos que no se han hecho.Sin embargo, yo declaré días antes de las primarias que prefería aportar desde la sociedad civil. Respeto mucho a quienes trabajan en el Estado, yo lo hice durante varios años, pero ahora prefiero trabajar en la formación de este movimiento que es Fuerza Pública

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo