Las mujeres solteras emprenden el doble que los hombres

Por

 

El ministerio de Economía publicó la Tercera Encuesta de Microemprendimiento 2013, que realiza una caracterización y comparación de los emprendedores chilenos según género.

Este informe reveló que, de un total de 1.087.970 emprendedores chilenos, el 38% son mujeres. Además, según cifras del boletín, la mayoría de las mujeres emprendedoras son jefas de hogar (40,8%) lo que implica una carga y esfuerzo mayor por parte de las trabajadoras.

De esta cifra se desprende que las mujeres sin pareja, es decir solteras, separadas, divorciadas o viudas emprenden el doble que los hombres en términos relativos.

Esto se da principalmente porque, según el estudio, las mujeres emprenden por necesidad (57,9%) en mayor nivel que los hombres que lo hacen por la misma razón (42,7%).

Un dato que llama la atención es que más de la mitad de las mujeres emprendedoras gana el ingreso mínimo o menos, es decir, $193.000 mensuales. En cambio, los hombres que se encuentran en estas circunstancias corresponden sólo al 29,6%. Esta situación evidencia que la discusión histórica sobre la brecha entre los sueldos de mujeres y hombres trabajadores continúa siendo un problema no resuelto en el país.

Al respecto, el ministro de Economía, Félix De Vicente, señaló a Publimetro que “como los hombres suelen emprender por oportunidad y las mujeres por necesidad, esto hace que ellas opten por trabajos que pagan menos o que tienen menor renta en comparación con los hombres. Otra de las razones es el rol que tienen las mujeres en el cuidado del hogar, que les hace privilegiar trabajos con horarios más flexibles o con jornadas laborales más cortas, que por consiguiente tienen una remuneración más baja”, explica.

Otro factor que llamó la atención en los resultados revelados por el informe, es la comparación de acceso a crédito correspondiente para cada género. En este punto, el estudio señala que la poca capacidad de paga de las mujeres es la principal razón de rechazo de un crédito (43,9%), mientras que en los hombres la respuesta negativa es significativamente menor, alcanzando sólo un 15,9%. Además, un 22% de las mujeres emprendedoras asegura que si pidiera un préstamo no le podría hacer frente a los pagos.

Para el titular de Economía éste es un hecho que se da como consecuencia de las razones de las mujeres por emprender. “Tal como refleja este estudio las mujeres ganan menos y emprenden por necesidad, por lo que en la mayor parte de los casos, el inicio de un emprendimiento se da en un difícil momento económico como la pérdida del empleo, la viudez o la separación, entre otras. Una solución posible podría ser la creación de un programa similar al de garantías de Corfo pero enfocado en mujeres. Debido a que por lo general ellas tienen un menor patrimonio a su haber o no tienen”, manifiesta De Vicente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo