Fallo de La Haya: Tacna confía en una integración mayor

La ciudad fronteriza del Perú recibe a 500 mil chilenos al año. Y espera que tras el fallo de la Corte, las relaciones mejoren.

Por Sabrina Rodríguez / Publimetro Perú

Tacna vive durante estos días un ambiente especial. Esta ciudad, de algo menos de 300 mil habitantes en la frontera sur peruana, recibe periodistas que preparan reportajes a pocos días de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dicte sentencia sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile, que afectará directamente a la región.

Pero más que un motivo de rivalidad con Chile, los tacneños ven en la resolución del La Haya una oportunidad para reforzar la integración entre ambas zonas fronterizas que, dicho sea de paso, marcha sobre ruedas.  

“Para los tacneños, Chile siempre está presente. Independientemente de lo que diga la Corte de La Haya, debemos celebrar que un tribunal internacional establezca unos límites marítimos que para nosotros no estaban claros”, le comenta a Publimetro el vecino tacneño Juvenal Ordóñez, hijo del fallecido congresista nacionalista Juvenal Ordóñez. 

Desde el Club Departamental Tacna, que agrupa a los tacneños que viven en Lima, Ordóñez sabe que las relaciones con los chilenos son muy importantes en su región. 

“Hace buen tiempo que los visitantes de Chile a Tacna van en aumento”, explica. Esto ha dinamizado el comercio local y ha posibilitado la apertura de más negocios, como restaurantes, tiendas de ropa y hasta consultorios de dentistas. “Con ello, también mejoró la calidad de los servicios”, comenta. 

Miles de chilenos, sobre todo los fines de semana y en días feriados, cruzan la frontera para disfrutar de los placeres peruanos de la gastronomía, hacer compras y pasar por consultas médicas debido a los mejores precios en el Perú. Esta avalancha ha hecho que muchos servicios hayan cambiado sus horarios habituales de atención: ahora trabajan los fines de semana y descansan los lunes. 

Para Ordóñez, la relación de tacneños con chilenos es “cordial”. Si a veces surgen “incomodidades”, es por la “política” que se hace en Lima y Santiago, no por lo que pasa en la frontera. 

“Tacna ha dado síntomas de integración y las cicatrices que aún puede haber se cerrarán, sobre todo con las nuevas generaciones”, asegura Ordóñez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo