Columna de Katherine Urrutia: "Veto Presidencial"

Por KATHERINE URRUTIA

No es primera vez que escribo para defender la eliminación del preservarte llamado Timerosal que se encuentran en las vacunas del programa nacional de salud y lo hago por muchos motivos, tengo que reconocer que algunos son muy de sentimientos, pero otros basados en largos estudios.

Uno de los motivos principales, por el cual defiendo la eliminación de ese componente, es la imagen que aparece en el rotulado de las vacunas que contienen Timerosal la que se inyecta a los bebes de nuestro país y es de veneno, tal cual sale en los envases que son tóxicos para la salud. Lo que me molesta es la existencia de vacunas sin el componente, pero se ponen en vacunatorios particulares, donde las personas con dinero pueden vacunar sin el componente nombrado.

Recuerdo la gran película chilena “Machuca” donde la increíble Tamara Acosta, dice algo que me da vuelta una y otra vez “si se perdía algo, eran los mismos de siempre los culpables” y en el caso de las vacunas, son los mismos de siempre, los que no tienen opción de vacunas sin el preservarte tan controvertido, en mi opinión, esto no es la equidad que tanto dicen buscar las autoridades.

¿Por qué existen vacunas sin el componente y con un pago algunos pueden acceder a estas? ¿No son todos los niños constitucionalmente iguales en derechos? O ¿Por qué las personas con más ingresos, no vacunan con Timerosal a sus hijos? Son dudas que salen desde las tripas y corazón, aunque llevo mucho tiempo, metiendo la cabeza también en el tema y los estudios en países desarrollados, indican que el componente es toxico.

La pregunta principal es ¿Por qué pedir el veto presidencial en la salud de nuestros niños? Si la ley no se está pidiendo eliminar las vacunas, simplemente quitar el Timerosal. Entonces, en una acto de igualdad, se tendría que exigir a las autoridades del país, que, si constitucionalmente la igualdad es para todos los chilenos, se tendrían que dejar de vender las vacunas sin el toxico, para que todos los niños se vacunen de igual forma, es decir, nivelar para abajo.

Hoy no analizare la contingencia con lo emocional, ya que en este comentario, sé que puse muchas emociones, principalmente la de indignación, porque no logro comprender como algunas personas piden  veto para sacar ese componente de las vacunas, sin pedir la equidad que tanto se abanderan.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo