Museo japonés propone nueva teoría sobre la historia de Hachiko

Al parecer, no esperaba a su amo.

Por Miguel Velazquez

Al menos eso propone el museo Shirane Memorial Museum, ubicado en el distrito de Shibuya, en Tokyo, en donde se exhibe una exposición acerca de este can que es una leyenda en Japón.

La historia cuenta que un perro de raza Akita llamado Hachiko fue regalado a un profesor. Hachiko siempre iba a esperarlo a la estación de trenes de Shibuya. El profesor murió y Hachiko siguió esperando en la estación de trenes, lo cual sorprendió a los comerciantes del lugar. Hachiko continuó aguardando a su amo, hasta 1935, año en el que murió.

Sin embargo, el museo Shirane propone que Hachiko en realidad era aficionado al Yakitori, que es un tipo de pollo asado, y llegaron a esa conclusión debido a que en la autopsia encontraron restos de pollo. Seguramente se lo daban las personas que transitaban por ahí.

La historia ha quedado inmortalizada a través de diversos medios, primero en libros, después en la película de 1987 Hachiko Monogatari” (La historia de Hachiko) y posteriormente en la adaptación llamada Hachiko: siempre a tu lado.

Historias similares

Alrededor del mundo se han tejido diversas historias que tienen rasgos similares, por ejemplo, en Uruguay encontramos la historia de Gaucho, un perro que recorrió más de 50 kilómetros hasta el hospital en dónde se encontraba internado su amo. El dueño falleció y Gaucho lo siguió hasta el velatorio y después a la sepultura, permaneció varios años en el cementerio hasta su muerte.

En Bolivia, un perro espera a su dueño cerca del lugar donde falleció. Comerciantes y vecinos se han encariñado con él. Le llaman “el Hachiko Boliviano”.

Recuerda la historia de Hachiko.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo