Luces y sombras en Plaza de Armas

Muestras de respeto y protesta por la decisión de la Corte. Tras algunas discusiones menores, Santiago volvió pronto a la normalidad

Por Demid Herrera Palacios

Decenas de cámaras, reporteros y varios carros satelitales indicaban a lo lejos que el epicentro de Santiago no amanecía en una jornada normal. Plaza de Armas, eje capitalino y reconocido por ser punto de encuentro de la comunidad peruana en Chile, se llenaba de expectación periodística por las distintas reacciones que podría generar el fallo del tribunal de La Haya sobre los límites marítimos entre ambos países, sin embargo la reacción de los que diariamente transitan por ahí no era muy distinta a la cotidiana.

Oficinistas que pasaban apurados contrastaban con varios peruanos que jugaban cartas a los pies de la Catedral metropolitana, mientras un camión de televisión instalaba una pantalla para que los transeúntes vieran en directo la resolución.

“La verdad es que deseamos que reine la calma y fraternidad más allá de lo que indique el fallo, porque esa debe ser la principal motivación de nuestros pueblos”, indicaba a la prensa Raúl Paiba, representante de los peruanos en Chile, minutos antes de que se registraran los primeros incidentes.

La llegada de un hombre vestido con atuendos de la Guerra del Pacífico generó el repudio de la mayoría de los curiosos que esperaban la respuesta del tribunal y sólo algunos manifestantes que se dedicaron a enarbolar banderas gritando “ceacheí” e insultaban a los peruanos presentes empañaron una jornada tranquila.

La lectura del fallo significó más caras de incertidumbre que gestos de triunfalismo por la interpretación que se podía hacer de éste y tan sólo veinte minutos después todo retomaba su curso. “Acá no hay problemas con nadie, la gente está viniendo como todos los días y en verdad estamos felices de que esta historia se termine”, comentaba José, administrador de un restorán peruano ubicado a dos cuadras de la plaza, mientras los meseros del mismo local pasaban con suculentos platos de cebiche que llamaban a olvidar cualquier enemistad.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo