Comercio entre Chile y EE.UU. se triplica a diez años del TLC

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 1 de enero pasado se cumplieron 10 años desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y Estados Unidos.

 

Y a propósito de dicho aniversario, el Departamento de Estudios de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) publicó un balance sobre el período 2003 – 2012, que refleja los buenos indicadores y la excelente relación bilateral entre ambos países.

 

“En una década, el TLC ha generado amplias oportunidades para el crecimiento y desarrollo económico de nuestro país”, explicó el Director de Direcon, Álvaro Jana.

 

Desde el 2003 (previo a la entrada en vigencia del acuerdo) hasta el 2013, el comercio entre los dos países se incrementó desde los US$6.563 millones a los US$25.844 millones, es decir, un aumento de 294%. De las exportaciones nacionales a Estados Unidos, destacan las no mineras que el 2013 representaron el 63% de los envíos totales, pasando de US$3.265 millones a US$ 6.131 millones.

 

Dentro de los embarques no mineros, las exportaciones silvoagropecuarias resaltan por su dinamismo, registrando en 2013 envíos un 90,1% mayor que los del 2003, con una expansión promedio anual del 6,6%. Si se mira su composición, el 81% se explica por el sector frutícola, particularmente la fruta fresca. Desde el sector industrial los alimentos ascendieron a US$ 1.727 millones, de los cuáles US$ 1.044 millones fueron envíos de salmón.

 

En términos de participación, Chile pasó de ser el mercado número 35 para EE.UU. en 2003, al puesto 19 en el año 2012.

 

Además del comercio exterior, la estrecha relación de ambos países también se evidencia en las inversiones. De acuerdo a información del área Asesoría para el Monitoreo para las Inversiones en el extranjero de Direcon, el stock de inversiones chilenas en Estados Unidos en el período 1990 – junio 2013 ascendió a US$ 6.073 millones.

Por otro lado, la relación entre ambos países va más allá del comercio exterior y las inversiones. Por ejemplo, en el tema medioambiental, las actividades desarrolladas en el marco de este instrumento, particularmente aquellas de cooperación ambiental se han profundizado. De hecho, entre los años 2005 al 2012 se llevaron a cabo 65 actividades en este ámbito, traducidas en cursos, talleres, seminarios, pasantías, videoconferencias y reuniones de trabajo.

 

Durante la última reunión del Consejo de Asuntos Ambientales, los dos países firmaron el Cuarto Programa de Trabajo para la Cooperación Ambiental 2012 – 2014, y reafirmaron su compromiso de seguir trabajando juntos para preservar y proteger el medio ambiente.

 

El director de Direcon destaca que “además de estar negociando con Estados Unidos en el Acuerdo Transpacífico (junto a otros 10 países) y en la Alianza del Pacífico, también estamos trabajando en el proceso de ratificación legal de un Acuerdo de Doble Tributación, que tiene por objeto proteger a los contribuyentes de la doble tributación internacional en materia de impuestos a la renta y de esa manera promover las inversiones, la prestación de servicios y la transferencia de tecnología entre los países”.

 

Además de los temas señalados, Chile tiene un memorandum de entendimiento con California, que ha permitido impulsar conjuntamente iniciativas como el concurso de Ideas Dreaming Chile From California, o lanzar el año de la innovación en Silicon Valley. Mismo acuerdo se tiene con Massachusetts, que ha permitido realizar misiones entre el gobierno, privados y académicos en materias de educación y energía, puntualizó el titular de la Direcon.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo