Beckham compra franquicia con 5% de su fortuna

El ex futbolista adquirirá en Miami una franquicia de expansión de la MLS

Por Edgar Sánchez

David Beckham lo tiene todo. Aunque colgó los botines el año pasado, sigue generando millones de billetes verdes, tiene una familia sacada de un cuento de hadas al lado de Victoria Beckham y es parte fundamental del desarrollo de la Liga de fútbol de Estados Unidos (MLS). Precisamente en ese país dará el brinco de jugador a propietario, pues en un par de años manejará la franquicia de expansión de Miami.

Tener un equipo para Becks no le significará ningún problema. La MLS aseguró que el equipo le pertenecerá a cambio de 25 millones de dólares (75 millones menos que la franquicia de Nueva York y 35 millones de la de Orlando), un valor que no significará un problema si se toma en cuenta que el inglés tiene una fortuna que se calcula en 500 millones de dólares.

Así, el ex jugador de Manchester United, Real Madrid, PSG, Galaxy de Los Ángeles y la selección de Inglaterra tendrá un equipo de fútbol profesional sin que repercuta en su bolsillo, pues sólo invertirá 5% de su fortuna, aunque tendrá el respaldo de su socio, el magnate británico Simon Fuller.

Y es que a David le alcanzaría para adquirir el nuevo equipo de la MLS con las ganancias que obtuvo en su último año como jugador profesional. En 2013, después de 21 años corriendo tras una pelota, decidió colgar los botines, pero antes de irse se colocó como el octavo deportista mejor pagado del año con ingresos de 47.2 millones de billetes verdes, de los cuales 44 llegaron por publicidad, como dettalla Forbes.

Misión (casi) imposible

Becks aseguró que espera edificar en Miami el equipo más respetado y exitoso de Estados Unidos y el mundo, algo a los que los habitantes de la ciudad de Florida no están acostumbrados.

Si bien es cierto que Miami Heat se ha vuelto protagonista en la NBA, desde la llegada de LeBron James (quién se podría asociar con Beckham en la cabeza del equipo), y tiene tres títulos en los últimos 10 años, ésos son los únicos de su historia.

Aunque The King y compañía viven momentos de gloria, los otros equipos de la ciudad tienen años sin estar en lo más alto. Los Delfines de la NFL cumplirán la próxima temporada 30 años sin llegar al Super Bowl, mientras que las Panteras de la NHL no saben que se siente levantar la Copa Stanley, y han pasado 11 años desde que los Marlines ganaron su única Serie Mundial de béisbol.

Te recomendamos:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo