Diez sencillos pasos para eliminar todas tus deudas

Por

Si 2014 es el año en que decidimos terminar con todas nuestras deudas, aunque todavía tengamos un largo tramo que recorrer, pueden empezar a cumplir con este propósito.

 

Sabemos que nuestros conocidos que están libres de deudas (si es que existen) tienen una vida más placentera y sin preocupaciones.

 

Por esto, les entregamos estos diez sencillos pasos que, de acuerdo aBusiness Insider, cualquiera podría manejar para eliminar esas deudas.

 

 

1. Revisar constantemente los estados de cuenta, así nos podemos dar cuenta desde hace cuanto se sigue cargando a la tarjeta el pago del gimnasio, al que ni siquiera asistimos por falta de tiempo.

 

2. Si tienes que pagar impuestos, no dejes todo al contador, trata de investigar qué es lo que el encargado de tus cuentas hace.

 

3. Todo el tiempo finjamos que ganamos 20% menos, no retiremos todo el dinero del banco el día del pago y armemos un presupuesto con el resto.

 

4. Pensemos a largo plazo. Si todo el tiempo estamos tratando de comprar el accesorio de moda o los zapatos de temporada, tengamos por seguro que no ayudaremos a nuestras metas financieras.

 

5. Preguntemos a personas que hemos notado cómo avanzan y, de la nada, ya tienen un auto nuevo, dinero ahorrado. Nunca estará de más preguntar como lo lograron.

 

6. Ahorrar. Esta palabrita es tan significativa que incluso si son 2 billetes o algunas monedas cada mes, a largo plazo notaremos la diferencia.

 

7. Si nuestra meta es comprar un automóvil nuevo este año, no la olvidemos y hay que aferrarnos a ese sueño, esto funciona para planear vacaciones o pensando en la jubilación si es el caso.

 

8. Aprendamos a decir no. La gente que pretende estar libre de deudas, no tiene miedo de decir, a amigos o a la pareja, que en ese momento no se puede gastar tal cantidad de dinero.

 

9. Tenemos que aprender el valor del dinero, evitemos usar por un tiempo tarjetas de crédito para que sepamos que cuando el dinero se ha ido, se ha ido.

 

10. Centremos nuestra atención en las experiencias y no en el valor de las cosas, pensemos que sería mejor: ¿trabajar horas extra para pagar aquel restaurante carísimo o 10 comidas fabulosas en casa con la familia?.

 

 

 

Carlos Yepez / HUB Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo