La felicidad: herramienta clave para la productividad de una empresa

Por

Tener o ser un empleado feliz representa un nuevo tesoro para las empresas, sobre todo si éstas desean crecer y convertirse en líderes del mercado al que se dirigen.

 

Un estudio de la consultora Crecimiento Sustentable reveló que invertir en dicha materia incrementa hasta más de 80% la productividad de las compañías, ya que la gente se siente con más energía, tiene una visión más positiva y una mejor actitud para enfrentar los cambios.

 

La firma GMJ Employee Engagement Index señaló que existe una correlación muy fuerte entre la felicidad en el trabajo y el compromiso de los empleados, de tal suerte que los colaboradores que gozan de ambos valores tienen mejores relaciones con su jefe y están más capacitados para enfrentar retos y conflictos.

 

Además, dichos empleados se sienten más valorados, manejan el estrés de forma más eficiente y están satisfechos con sus vidas, porque al tener estabilidad y crecimiento laboral, buscan que tales logros permeen su vida personal.

 

Tania Mijares, directora de la iniciativa Generación Felicidad, indicó que si bien la alegría se asocia con temas frívolos o temas como la recreación, en la realidad constituye una herramienta para detonar utilidades en las empresas.

 

“En las compañías más exitosas del mundo, la tendencia se dirige a reducir las horas de oficina y más a ayudar a que los empleados encuentren su propósito de vida, porque esto se traduce en bienestar laboral o profesional”, aseguró Mijares.

 

Otro dato clave es que, según reveló la consultoría Chiumento, el 73% de las personas considera que un ambiente laboral positivo y el compañerismo son los factores principales para disfrutar de su trabajo, 48% señaló que el salario es lo fundamental para ello.

 

¿En qué deben invertir las compañías para detonar la felicidad y productividad de sus empleados? Revisa las siguientes recomendaciones.

 

1. Capacitación para identificar las fortalezas, talentos y potencial de cada trabajador. Debe transmitir a los empleados que identifica y reconoce su valor personal y sus aportaciones a la compañía.

 

2. Promover prácticas de colaboración, en vez de competencia. Es necesario apoyar y recompensar los esfuerzos colectivos e individuales, así como tener una excelente comunicación interna y externa.

 

3. Debe tomar en cuenta todas las ideas que se presentan, fomentar y recompensar la creatividad así como expresar su gratitud, a nivel personal y colectivo, ante el esfuerzo realizado por sus colaboradores.

 

4. Fomentar la igualdad de género y distribuir equitativamente las cargas de trabajo. Tener un tabulador salarial competitivo, salarios justos, horarios flexibles y en la tecnología, para facilitar su labor.

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo