Columna de Felices y Forrados: "¿De quién son los fondos que administran las AFP?"

Por

Desde hace un tiempo, los trabajadores chilenos se han empoderado y han tomado conciencia sobre la importancia de sus ahorros en AFP; tomando una actitud activa al respecto, cambiándose de Fondo para evitar los riesgos de pérdida y así aumentar sus jubilaciones.

Realizan sus cambios orientados por distintas empresas que ayudan a la gente a administrar mejor sus ahorros y les avisan cuándo es el momento adecuado para hacer un cambio de Fondo.

Lamentablemente, desde que comenzaron los cambios masivos de fondo, las AFP parecieran dificultar que los cambios se ejecuten de manera normal. Impresentables caídas de sus sitios web, demoras en hacer efectivos los cambios, son solo algunos ejemplos de cómo, quienes merecemos una pensión al menos digna, vemos entorpecida nuestra intención de proteger oportunamente nuestros ahorros.

Cada persona tiene derecho a elegir en qué fondo estar, y las AFP son simples administradoras de nuestro dinero, a quienes damos la orden de dónde tenerlo invertido; recordemos que ellas no son propietarias ni del 1% de nuestro capital.

¿Por qué los bancos o los fondos de inversiones realizan sus movimientos de manera instantánea y las AFP tardan tanto, si el proceso que realizan para invertir nuestro dinero es muy similar? El tiempo mínimo que una AFP demora en hacer efectivo un cambio de Fondo, son 4 días hábiles que, en casos extremos han llegado a ser 17 días, afectando de manera directa el patrimonio de trabajadores chilenos.

Sumado a lo anterior, cuando un ciudadano realiza un cambio de Fondo a través de internet, las AFP entregan cuadros de rentabilidad mal calculados, donde comunican supuestas pérdidas de los ahorros a causa de los cambios de Fondo, cuando en realidad gracias estos cambios las personas incluso han tenido ganancias según la información obtenida en sus mismas cartolas.

¿Quién nos defiende en este caso? Supuestamente la misión de la Superintendencia de pensiones, es preocuparse de que las personas gocen de jubilaciones decentes como premio a tantos años de sacrificio, pero a veces da la sensación de que sus objetivos fueran otros: defender a las AFP en base a argumentos como “cuidar la estabilidad del sistema financiero”. Pero, ¿Defenderlas de quién? De una ciudadanía indignada que parece haber despertado de una vez por todas.

Creemos en la transparencia y para este tipo de situaciones resulta fundamental. Para generar verdaderos cambios debemos partir por trabajar juntos. Basta de abusos amparados en la ignorancia, queremos un país feliz, queremos que las autoridades pertinentes se preocupen por fin de los chilenos; los cambios de fondo deberían ser instantáneos.

 

 

 

Imagen foto_00000001

 

Gino Lorenzini

www.felicesyforrados.cl

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo