Columna de Vardoc: Diablo III: Reaper of souls

Por Vardoc (Nicolás Liñan de Ariza)

La versión Beta de la nueva edición de “Diablo III: Reaper of Souls” se encuentra en una etapa cerrada hasta el momento, pero gracias a que Blizzard me dio la oportunidad de jugarlo, les entrego mis primeras impresiones y mejoras del juego en general.

Éste contiene miles de cambios en pequeños detalles y modificaciones: mejoras de objetos, reajustes de poderes, distintos modos de dificultad y los que probablemente seguirán cambiando, ya que está claro que ésta es una versión Beta. Las mejoras y los cambios se concentran en 4 aspectos específicos: la nueva clase Cruzado, el nuevo modo Aventura, Paragon 2.0 y el Loot 2.0.

La nueva clase Cruzado que se ha incluido en esta expansión es muy parecida a los del Paladín del “Diablo II”, y el que logra convertirse en una muralla al momento de recibir impactos, puesto que tiene un gran aguante en la batalla.

Además, el uso de su escudo nos dará mayor defensa y al fin nos serán útiles los cientos de objetos que van apareciendo en el camino, los que hasta el momento nos eran bastante inútiles.

Los Cruzados serán una clase que deberán utilizar “ira” para poder utilizar sus poderes, además de una nueva habilidad pasiva llamada “Aura” y que se puede potenciar en pocos  segundos. Sin duda alguna un elemento bastante atractivo para quienes gusten de pelear uno contra uno y utilizar la fuerza bruta.

Otra gran novedad, y la más llamativa, es su modo Aventura. Ahora tenemos la libertad de subir de nivel de acuerdo a lo que avancemos dentro del juego, desde limpiar una mazmorra hasta matar 50 enemigos. Cumplir cada una de estas misiones nos ayudará a recibir jugosas recompensas en dinero, mucha experiencia y objetos.

Además existe una nueva moneda llamada “Esquirlas de Sangre”, la que nos ayudará a intercambiar objetos especiales aleatorios, sobre todo llaves para entrar a  mazmorras protegidas.

El mayor defecto de “Diablo III” fueron los objetos, y es que eran demasiado aleatorios, y en algunas ocasiones al matar un gran enemigo encontrabas que ningún objeto encontrado te servía en un 100%. Ahora el Loot 2.0 ayuda a que los objetos que te van dejando los enemigos sean mucho más adecuados y útiles. En el caso de los objetos legendarios, han sido mejorados, potenciados y definitorios en el combate.

Por último, el Paragón 2.0, carta que tenía escondida bajo la manga Blizzard para alargar el contenido del juego hoy tiene mucho más sentido que en el “Diablo III”. Para quien no sepa el Paragón son los niveles adicionales que nuestro personaje va ganando luego de obtener el nivel 70 y donde cualquier experiencia adicional que obtengamos será contada como Paragón, el que puede llegar hasta los 100 niveles. No hay límite para conseguir los Paragón y nuestro personaje se volverá cada vez más fuerte. En resumen, es una forma elegante de que los players sigan progresando.

Sin duda alguna esta nueva expansión le ha entregado a “Diablo III” lo que le faltaba para considerarse la gran saga que todos estábamos esperando y que esperemos se mantenga por 10 años más.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo