Los asesinatos homofóbicos en Chile crecieron un 33 % en 2013

Por

Los asesinatos homofóbicos en Chile crecieron un 33 % en 2013 con respecto del año anterior, según el XXII informe de derechos humanos de la diversidad que anualmente publica el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

A pesar de que disminuyeron en un 3 % las denuncias de discriminaciones hacia la diversidad sexual con respecto de 2012, Óscar Rementería, vocero de Movilh bautizó el 2013 como “el año de las contradicciones”.

“Aunque tenemos una disminución de los casos y más normativa, tenemos una reacción más fuerte, más potente por parte de aquellos sectores que quieren mantener el “statu quo” o que son mucho más reaccionarios ante el avance de la igualdad de derechos”, destacó Rementería durante la presentación del informe.

Los casos de asesinato este año han sido de “una violencia sin precedentes”, algo que este informe, financiado con fondos de la Unión Europea, atribuye al contexto de “transición hacia mejores condiciones de igualdad”.

“Yo quiero destacar casos como el de Vladimir Sepúlveda, joven que fue brutalmente golpeado y que se encuentra en estado vegetal”, subrayó el representante de la organización.

También comentó el caso de Esteban Navarro, víctima de una grave agresión con tintes homófobos a quien le tuvieron que amputar un pie después de que familiares de su pareja le agredieran con machetes y cuchillos.

El documento, “de referencia tanto para la Naciones Unidas como para distintos estados a nivel internacional”, según el representante de Movilh, expone que en los 143 casos de discriminación homofóbica o transfóbica (contra los transexuales) hubo cuatro asesinatos, 13 agresiones físicas o verbales perpetradas por desconocidos y seis abusos policiales.

Además se incluyen 10 atropellos laborales y cinco educacionales.

A ellos se suman 19 movilizaciones sociales en contra de la diversidad sexual, 15 casos de exclusión institucional, 10 prohibiciones a la libertad de expresión en espacios públicos y privados, 17 hechos de marginación comunitaria, 42 declaraciones de odio y dos episodios de segregación en el campo de la cultura.

Por ahora, siguen siendo más los que callan que los que denuncian, según el Movilh. De hecho, el estudio refleja aproximadamente un 8 % de casos reales, ya que sólo se incluyen aquellos que se hacen públicos.

A ojos del Movilh la apodada Ley Zamudio, norma contra la discriminación aprobada tras el asesinato del joven Daniel Zamudio, “no ha sido efectiva a la hora de sancionar las agresiones”, pero sí ha servido “como preventiva y para la eliminación de reglamentos que antes eran discriminatorios”.

“La ley tiene una carga simbólica emocional muy fuerte contra las instituciones públicas y las empresas privadas, que antes discriminaban y que ahora han adecuado sus reglamentos internos”, continuó el vocero.

Pese a la aprobación de esta ley, el Movilh pide otra que explícitamente pene la incitación al odio, tanto por razones religiosas o raciales, como por cada una de las categorías protegidas en el artículo 2 de la Ley 20.609 (o Zamundio).

Pese a los contradictorios resultados de 2013, el informe destacó un total de cincuenta hitos que Chile ha logrado en favor de la diversidad sexual.

Entre ellos brillan algunas políticas públicas como la nueva normativa que acaba con la prohibición de que los homosexuales puedan donar sangre, o la oficialización de que los procesos de readecuación corporal estén cubiertos por la sanidad pública.

Y aunque el número de atropellos policiales se mantuvo igual que en 2012, se destaca que se incluyera una guía sobre la diversidad sexual en el proceso de formación para carabineros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo