5 ideas para trollear en el día de San Valentín

¡Tengan cuidado! No todo es amor y dulzura

Por Miguel Velazquez

Hoy es el día del amor y la amistad. En muchas partes del mundo veremos a cientos de parejas (que dicen estar) enamoradas con globos enormes, chocolates, llenando hasta el tope los cines, restaurantes, hoteles y un enorme etcétera.

Sin embargo existe un sector de la población que le da un giro totalmente inesperado al día de San Valentín, los bromistas. Y es que no todo es miel y dulzura, también hay quienes le ponen su dosis de sorpresa, suspenso y buen humor.

Aquí los ejemplos más graciosos.

Un osito de peluche buscando amor

Las personas que atienden los establecimientos de comida rápida para automóviles suelen ser blanco perfecto para las bromas.

¿Qué sucedería si un tierno osito de peluche llega manejando y pidiendo amor? Aquí la respuesta

Jugando a ser Cupído

¿Qué pasaría si en pleno día de San Valentín alguien llegara, nos diera una rosa y nos dijera “Te la manda el chico o la chica que está allá”?

En el canal de YouTube hicieron el experimento con resultados muy interesantes: hubo desde chicas que se acercaron al supuesto admirador secreto para agradecerle, hasta quienes fueron motivo de peleas entre parejas.

Así se roban besos el día de San Valentín

Un chico, vestido ad hoc para la ocasión, se pone en un centro comercial y comienza a entrevistar a mujeres de diversas edades. Les pregunta sobre su postre favorito, su animal favorito y demás cosas. Cuando les pregunta cómo se sienten acerca del día de San Valentín y ellas le responden que mal, desde la parte de arriba cae una tarjeta de San Valentín personalizada con sus gustos y que termina con la frase “¿me regalarías un beso por el día del amor y la amistad?”. El resultado es sorprendente.

El idiota en una florería.

Imaginen que ustedes atienden una florería, en donde llega un hombre a pedir un arreglo floral para su novia, porque piensa cortar con ella el 14 de febrero. Él quiere terminarla porque ella siempre le pide que trabaje, que haga algo por su vida, etcétera. La reaccion de las dependientas es notable.

La peor de todas las bromas.

Un chico se enteró que su novia le fue infiel. De regalo el día de San Valentín le dio una caja llena de cucarachas y diversos insectos. Obviamente les advertimos que las escenas son muy asquerosas y les recomendamos no hacerlo en casa (además que debe ser complicado meter las cucarachas en la caja).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo